Lejos de la imagen elitista de la ópera, el festival de Oviedo, que cumple 60 años, llega ya a casi el 5% de los asturianos. Ofrece 45.000 localidades todas las temporadas entre representaciones, conciertos, conferecias y retransmisiones.

La ópera ya no es de Oviedo. El 35% de las localidades se van fuera del municipio. Eso sí, las entradas siguen siendo caras. El mejor abono, en el palco de platea, cuesta 462 euros (una entrada suelta, 130), pero los abonos para la cuarta función cuestan 276 euros.

Y hay localidades más baratas. Desde 6 euros las ciegas, 15 el abono, o desde 30 euros en general, 66 el abono, también de cuarta función. Asistir a cada representación cuesta desde tres euros. Las localidades se pueden adquirir en www.operaoviedo.com
A las 1.440 localidades del teatro (7.200 entradas para todo el ciclo), la Fundación Ópera de Oviedo añade los conciertos alrededor de, uno  por cada título de la temporada, gratuitos y en la sala de cámara del Auditorio.

Recitales y niños

La Fundación ofrece además recitales, este año tres, en el teatro Campoamor y ha programado cuatro funciones para niños en el Filarmónica: Los músicos de Bremen y Brundibar.

Tres de las óperas se retransmitirán desde el teatro Campoamor al Auditorio Príncipe Felipe y podrán seguirse en directo y gratis. Además, habrá proyecciones de cine relacionado con el género lírico.

El gran objetivo de la fundación, con 3.500 socios individuales y 40 empresas patrocinadoras, es lograr dinero para ampliar el ciclo con un sexto título, que permitan llegar a más gente.

Piden más dinero para el ciclo

La ópera es un espectáculo caro, es algo que repiten los responsables del ciclo ovetense. El Ayuntamiento aporta 640.000 euros; el Principado, más de 240.000 y el Estado, 450.000. La otra mitad del presupuesto sale de los socios, los patrocinadores y la explotación de las producciones propias. El dinero disponible no permite crecer. El Ayuntamiento debatió ayer una moción del PP para exigir que el Principado iguale la aportación municipal y el Estado dé a Oviedo la misma ayuda que a Bilbao, que recibe 1,8 millones. El equipo de gobierno instó también a ambas administraciones a sentarse para debatir una ampliación del teatro municipal.