En verano y en otoño. Con sol o lluvia, da igual. Las largas colas para sacarse el DNI electrónico en A Coruña se reproducen día tras día. Tanto es así que la Policía Nacional se está planteando cambiar el sistema de tramitación: sustituir la recogida de número en las oficinas policiales por cita previa.

Así lo manifestó ayer en declaraciones a una emisora de radio el jefe superior de Policía de Galicia, Luis García Mañá, en referencia a un problema, el de las colas a las puertas de las comisarías herculinas, que sigue sin resolverse tras el colapso que se vivió el pasado verano.

Según García Mañá, en la capital coruñesa se tramitan a diario «alrededor de 350 carnés electrónicos». Una cifra levemente inferior a la del pasado mes de julio –400–, pero muy por encima de los documentos que se entregaban a principios de año, 180.

Con la cita previa se pretende poner fin a las colas y madrugones ante las comisarías. De lunes a viernes, tanto en las dependencias policiales de Lonzas como de Alférez Provisional, a las siete de la mañana decenas de coruñeses se agolpan para poder conseguir uno de los 200 números con el que conseguir turno, aunque las oficinas no abren sus puertas hasta una hora después.

Y eso que ambas oficinas han restablecido el horario de invierno. En Alférez Provisional atienden al público de 8.00 a 15.00 horas, los días laborables. En Lonzas, de lunes a jueves de 8.00 a 17.00 h, y de 8.00 a 15.00 h el viernes.