Cientos de vecinos impiden el derribo de una vivienda en Vigo
Vecinos vigueses defienden una casa.(Laura González)
Tras una larga sucesión de alegaciones, firmas y protestas, los vecinos de un barrio vigués salieron ayer a la calle para rodear una vivienda sobre la que pesa una sentencia de derribo dictada por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. Aunque ayer se cumplía el plazo para su ejecución, la presión de 300 vecinos al pie de la  casa provocó que la empresa encargada de la demolición tuviera que dar la vuelta sin llevar a cabo su cometido. Los afectados están dispuestos a manifestarse ante el propio Tribunal en A Coruña. Confiesan que defenderán hasta el final su casa, de la que aún no han retirado ninguna de sus pertenencias, a pesar de vivir con la incertidumbre de no saber cuándo volverán a intentar que su vivienda se convierta en escombro.