Las fuertes lluvias caídas en Alicante la semana pasada siguen trayendo consecuencias. El Ayuntamiento confirmó ayer el cierre de la zona de salida del barranco de la playa de la Albufereta porque el temporal arrastró hasta el mar telas metálicas, hierros y gran cantidad de piedras de dos obras cercanas que han dejado el suelo inaccesible. Y ha instado a las dos empresas a que lo limpien de inmediato.