Caso Madeleine
La niña desapareció el 3 de mayo en Praia da Luz. STEPHEN HIRD / Reuters

Más de mil personas que afirman tener dotes parapsicológicas se han ofrecido a ayudar a Kate y Gerry McCann para dar con el paradero de la pequeña, desaparecida desde el pasado3 de mayo en el Algarve portugués.

La vía de lo sobrenatural podría ser explorada por los McCann

El matrimonio no ha tenido hasta ahora ningún contacto directo con ellas, pero algunos parientes escoceses de la pareja les han aconsejado no rehuir esa ayuda.
"Están desesperados y algunos miembros de la familia sugieren que podría ser una nueva vía", declaró a la prensa un amigo.

El portavoz de los McCann, Clarence Mitchell, reconoció que ha habido intentos en esa dirección, pero dijo que no se había acordado nada. "Se les trata a todos con cortesía y, si hay alguna información que conviene la pena analizar, una matrícula de coche o un nombre, se procede a hacerlo. La Policía no la desestima sin más", agregó.

En una primera fase de la investigación, la Policía portuguesa dijo que tendría en cuenta las informaciones de gentes que dicen tener dotes parapsicológicas ante la posibilidad de que el hipotético secuestrador de la niña tratase de poner en contacto con los padres por esa vía.

Los McCann, que han regresado al Reino Unido, son considerados "sospechosos" de la desaparición de la pequeña por la Policía portuguesa, que, sin embargo, no dispone de ninguna prueba de que alguno de ellos provocara su muerte y luego enterrara el cadáver.

La última teoría sobre la pequeña es la que publican este lunes varios medios británicos: 'Maddie' podría haber muerto al caer por las escaleras del apartamento donde pasaba las vacaciones con sus padres y sus hermanos.