La transformación de la zona antigua de Nervión comenzará el año que viene con la construcción del nuevo parque en los suelos de la que fue la cárcel de La Ranilla.

Los vecinos de este barrio, uno de los más necesitados de zonas verdes, al fin verán cambiar su suerte porque pasarán a tener 30.000 m2 de jardines, centro cívico, salas para asociaciones, pistas deportivas y la sede de la Policía Local.

El proyecto del parque, esbozado por los propios vecinos y elaborado por Urbanismo busca profundizar en la historia de la parcela. Los represariados en aquella prisión no sólo serán homenajeados con un museo y centro de estudios de la memoria histórica, que se ubicará en una de las naves que se han quedado en pie.

A través del propio paseo (con apoyo de paneles informativos y material audiovisual) los usuarios podrán comprender el episodio que se vivió antaño en ese terreno.

El gran jardín tendrá cuatro accesos, uno por cada lateral. Un conjunto de senderos recorrerán su interior, con árboles, estanques, fuentes y pérgolas. El centro cívico se construirá colindando con la calle Mariano Benlliure y Vidal de Noya; y la sede de la Policía Local justo en frente, más cerca de la Ronda del Tamarguillo.

Las otras dos esquinas del solar se reservan para construir unas 230 viviendas. Las obras comenzarán en enero, según se ha comprometido por escrito el Ayuntamiento con la Asociación Concepción de Nervión. Los trabajos costarán 2,7 millones de euros y durarán entorno a 15 meses.

El inicio del parque será justo el comienzo de una gran revitalización que llegará también al otro lado de la avenida de Andalucía.

Adiós a la fábrica

A finales de 2008 está previsto que la antigua fábrica de Cruzcampo deje paso a un nuevo barrio con casi 2.000 viviendas, un hotel de lujo, zonas verdes y un museo de la cerveza. Estos suelos tienen 150.000 m2 y son propiedad de Abengoa.

Hace ahora un año que cuatro arquitectos de prestigio –Norman Foster, Jean Nouvel, Arata Isozaki y Vázquez Consuegra– están diseñando cómo será esta zona que hace años pertenecía a la periferia de la ciudad.