El Justicia ha tramitado 147 quejas en los últimos años. El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, destacó ayer en un informe la insuficiencia de plazas en las residencias públicas aragonesas y aseguró que la situación de estos centros es «satisfactoria, aunque mejorable».

El estudio se basa en la visita a 120 de las 293 residencias que existen en la Comunidad, que ofertan 15.248 plazas, de las que sólo el 38% son públicas. Del informe se desprende que en tres o cuatro de los centros se han detectado casos de maltrato y sedación excesiva de los ancianos.

En los últimos nueve años, el Justicia de Aragón ha tramitado 147 quejas sobre residencias de mayores y ha abierto 155 expedientes de oficio sobre esta materia.