Los dominios '.es' abren la puerta a la eñe
La asignación de direcciones se decidirá por orden de llegada de la solicitud y en función de los que queden libres AGENCIAS
Los sistemas de registro de direcciones de Internet impedían hasta ahora el uso de dominios que incluyensen caracteres multilingües, como las tildes o la letra eñe. Pero desde este 2 de octubre, será posible registrar direcciones '.es' que utilicen los caracteres hasta ahora vetados.

Desde las seis de la mañana la entidad pública Red.es, encargada de gestionar los dominios que identifican a España, permitió el registro de direcciones que usen caracteres propios del castellano como la letra "ñ" y otros de las lenguas oficiales, tales como la cedilla (Ç), la "l" geminada (l·l), así como las diéresis y las tildes.

Da prioridad a quienes registraron en el pasado versiones de sus dominios libres de caracteres especiales
El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, del que depende Red.es, ha explicado que los caracteres propios del castellano, catalán, euskera y gallego podrán incluirse en el registro de dominios ".es", en cumplimiento de una previsión de la Ley de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información, que se tramita actualmente en el Congreso de los Diputados.

Red.es trabajará junto a las empresas que venden dominio'.es' para permitir a los internautas crear páginas cuya dirección inluya los siguientes caracteres: "á", "à", "é", "è", "í", "ì", "ó", "ò", "ú", "ü", "ñ", "Ç" y "l·l".

El registro de las nuevas direcciones se prode, como en otras ocasiones, de forma escalonada. Durante la primera fase, que concluye el 30 de octubre a las 18.00 horas, sólo podrán solicitar la versión multilingüe los titulares de nombres de dominio registrados antes del 1 de junio de este año. Podrán solicitar la versión multilingüe de esos dominios, que no pudieron registrar anteriormente por no permitirlo la normativa.

Una vez que haya pasado el plazo de solicitud de los titulares con preferencia, en una fecha que aún está por determinar, se abrirá el registro de dominios multilingües, cuya asignación se decidirá por orden de llegada de la solicitud y en función de los que queden libres.