Si estás esperando a que salgan las convocatorias para oposiciones a puestos de la Administración, estás de enhorabuena. El Gobierno de Aragón comienza a desatascar algunas de las ofertas de empleo que estaban pendientes desde hace años. En los próximos meses fijará las fechas de las pruebas para unas 400 plazas de funcionarios y personal laboral, a las que podrían presentarse miles de aspirantes.

Las primeras órdenes de ejecución de las oposiciones (último paso antes de fijar las fechas de examen) salieron publicadas ayer en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) . Se trata, en total, de 93 plazas de acceso libre para diferentes categorías de auxiliares y técnicos, correspondientes a los grupos C y D, que llevaban pendientes desde la oferta pública de empleo de 2004.

En concreto, se podrá optar a 10 vacantes de ejecutivos de informática, 3 de técnicos de jardín de infancia, 15 de agentes de protección de la naturaleza, 35 de auxiliarse administrativos y 30 de auxiliares de enfermería.

Las fechas para los exámenes se publicarán a partir de enero de 2008

A estas plazas habrá que sumar otras 166 de personal laboral, que llevan pendientes desde la convocatoria de 2003. En ellas se incluyen vacantes para diferentes oficios, desde limpieza, peones, conserjes, conductores, cocineros o personal de mantenimiento.

Está previsto que la ejecución de la oposición salga publicada antes de final de año, con lo que los exámanes se programarían también a lo largo de 2008.

Las últimas plazas que quedan pendientes corresponden a un centenar de vacantes de personal laboral que llevan estancadas desde 2004 y otras 85 correspondientes a este mismo año.

Los exámanes suelen componerse de dos pruebas teóricas y un último examen sobre un supuesto práctico.

Más de 13.000 trabajadores

La plantilla del Gobierno de Aragón se ha ido incrementando de forma gradual durante los últimos años. En la actualidad trabajan en la DGA en torno a 8.500 funcionarios y más de 4.500 empleados como personal laboral.

Entre los primeros hay técnicos especialistas, agentes dedicados a la naturaleza o la montaña o auxiliares de diferente categoría. Entre los segundos hay, sobre todo, personal dedicado a los oficios: electricistas, mantenimiento, conserjes, chóferes o pinches, entre otros.

Los responsables de CCOO consideran que deberían programarse oposiciones para la función pública al estilo de las de los maestros, que salen de forma anual, alternando primaria y secundaria.