La gripe común tendrá este año un duro contrincante en Aragón. La campaña de la vacuna antigripal, que arrancará el 15 de octubre con los centros de salud a tope, se refuerza con 31.000 dosis más de las que se administraron el año pasado. En total, los centros de salud dispensarán 250.600 vacunas previa cita, un 14% más de las que se acabaron poniendo en 2006.

El objetivo de la campaña es llegar a la mayor parte posible de la población. Las personas mayores de 65 años, los enfermos crónicos, los niños pequeños, las embarazadas y los trabajadores de la sanidad son los grupos de riesgo más importantes y los que más cuidado deberán tener.

Las citas para vacunarse se sumarán a la congestión de los centros de salud y especialidades, que ya empiezan a llenarse. Los cambios bruscos de tiempo de los últimos días están provocando los primeros resfriados y las consultas se han triplicado en las últimas dos semanas , como publicó 20 minutos.

Aún es pronto para conocer la incidencia que tendrá la gripe esta temporada

En muchos centros de salud, las citas para el médico de cabecera se están demorando ya hasta dos días, y eso que aún no ha llegado la época de más frío.

El año pasado, la epidemia de gripe no fue especialmente virulenta. Su incidencia se quedó en apenas 1.515 casos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, las mutaciones que sufre el virus no permiten aún adelantar cómo será esta campaña, según explico el director general de Salud Pública, Francisco Javier Fanlo.

Más personal sanitario

Uno de los principales grupos de riesgo para enfermar de gripe lo constituyen los trabajadores de la sanidad. Sin embargo, son de los que menos se vacunan. El año pasado, de las 219.357 vacunas administradas, sólo 1.596 fueron a este colectivo, de un total de 17.000 sanitarios (se vacunó poco más del 9%).

La baja percepción de riesgo de contagio que tienen estos trabajadores es la principal razón que explica el bajo índice de vacunación. La inmensa mayoría de las dosis van a parar a los mayores de 65 años (172.542 el año pasado), que suelen ser los más afectados.

Primero al médico, luego la cita previa

Antes de ponerse la vacuna antigripal, el departamento de Salud aconseja acudir al médico de cabecera y solicitar después la cita previa, para evitar complicaciones. La gripe sólo requiere atención hospitalaria en contados casos.