El desbordamiento de un arroyo en Calzada de Valdunciel, debido a la tormentas de las últimas horas, arrastró anoche 400 toneladas de pipas.

Según informó el alcalde del municipio, Román Javier Hernández Calvo, "las pipas estaban amontonadas en tres muelos y el arroyo de La Vega se las llevó aguas abajo cuando se desbordó".

Adiós a la cosecha de un año

Las pipas arrastradas pertenecen a 200 agricultores de Calzada de Valdunciel y de localidades próximas, como Forfoleda, Topas, Castellanos de Villiquera, Aldearrodrigo, Torresmenudas y Huelmos.

Las pérdidas son de aproximadamente 200.000 euros

"Sólo en Calzada se nos ha ido al traste la cosecha de todo un año de setenta agricultores", aseguró el regidor.

La producción de pipas la tenían vendidas a tres cooperativas que abastecen a las empresas productoras de aceite Koipesol y Elosúa.

El alcalde explicó que las pérdidas por el arrastre de las pipas, que se pueden ver amontonadas por las calles del pueblo, son de aproximadamente 200.000 euros.

El Ayuntamiento tiene previsto solicitar de urgencia una reunión con la Confederación Hidrográfica del Duero ya que "no hace mucho les alertamos del posible desbordamiento de este arroyo que acumula mucha maleza y nadie hizo nada por evitarlo", afirmó Hernández.

En el año 2005 este arroyo también se desbordó y arrastró algún muelo de pipas, donde los ganaderos depositan la recolección antes de que sean transportadas a las cooperativas que las comercializan.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SALAMANCA