La Junta de Andalucía pide al Gobierno un anticipo de la deuda histórica que podría alcanzar una cantidad de hasta 300 millones de euros. Lo quiere para el primer trimestre del año que viene, con la intención de destinarlo a servicios públicos de la comunidad.

Así lo ha afirmado el presidente del Ejecutivo andaluz, Manuel Chaves, tras firmar hoy en Madrid con el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, un protocolo por el que la Junta recibirá este adelanto de la llamada deuda histórica, según contempla la disposición adicional segunda del nuevo Estatuto de Andalucía.

Chaves explicó que la "pretensión" del Gobierno andaluz es incluir este anticipo de tesorería en un crédito que figure en los presupuestos de la comunidad autónoma del año que viene.

Por su parte, Javier Arenas, presidente del PP-A, ha advertido al Chaves que lo que no esté en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2008, "no existe", mientras calificó de "muy grave" que para Andalucía se prevea una partida por este concepto de no más de 300 millones, que supone menos del "10 por ciento" de los 3.000 millones que el dirigente de CiU, Artur Mas, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pactaron para Cataluña.