Tres ciudadanos búlgaros domiciliados en la región de Madrid fueron detenidos por su presunta pertenencia a un grupo dedicado al robo de vehículos de alta gama que operaba por toda España. Dos de los arrestos tuvieron lugar en Benidorm (Alicante) y el tercero en Madrid, informó hoy la Dirección General de Policía y Guardia Civil.    

A todos ellos se les imputan delitos de tráfico ilícito de vehículos, falsedad documental, tráfico de armas y asociación ilícita. Los coches sustraídos, 12 de los cuales han sido recuperados, eran exportados fraudulentamente a distintos países.  

Además, en registros efectuados en domicilios de las localidades madrileñas de Arganda del Rey y Santorcaz y en Méntrida (Toledo) fueron intervenidos una pistola calibre 6,35 mm., documentaciones de vehículos falsificadas, dispositivos electrónicos para robar coches, inhibidores de frecuencia, pinturas y útiles eléctricos para la alteración del VIN, llaves y placas de matrícula vehículos, y equipos informáticos.

Los detenidos son O.F.S., natural de Bapha (Bulgaria), de 34 años, con domicilio en Madrid; Y.K.S., nacido en Bulgaria, de 32 años, con domicilio en Madrid; y N.L.G., búlgaro de 39 años de edad con domicilio en Arganda del Rey.

Robo de vehículos
Las investigaciones comenzaron en junio, cuando el Grupo de Tráfico Ilícito de Vehículos detectó un sensible incremento de turismos robados que, según los indicios, eran en su mayoría trasladados a terceros países para venderlos.

Agentes de la UDYCO Central, en colaboración con la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, descubrieron el lugar donde los integrantes de un grupo delictivo procedían a su manipulación y a la falsificación de sus elementos identificativos.  

Las gestiones practicadas dieron como resultado la identificación de tres individuos de origen búlgaro que estaban involucrados en esta ilícita actividad.  

Simultáneamente, se supo que una organización de ciudadanos de Nigeria y Camerún, especializados en la comisión de estafas por el método del 'premio de la lotería' y de los 'billetes tintados', adquiría vehículos al grupo de búlgaros para su uso propio y comercialización en sus países de procedencia.