Al menos 13 personas, entre ellas seis civiles, murieron y varias resultaron heridas en un ataque suicida perpetrado hoy en la localidad de Bannu, en la Provincia de la Frontera del Noroeste de Pakistán, informó la Policía.

Entre los abatidos hay al menos cuatro agentes de las fuerzas de seguridad y seis civiles, según fuentes policiales citadas por la televisión privada paquistaní GeoTV, que precisó que algunas informaciones apuntan a que la explosión causó al menos 19 heridos.

El agresor también perdió la vida en el ataque, añadió el canal, que precisó que los heridos han sido trasladados a diferentes hospitales de la zona, en los que se ha declarado la alerta.

Asociados con Al Qaeda

Al lugar de los hechos se han desplazado agentes de la Policía y oficiales de la administración local para ayudar en las labores de emergencia, añadió el canal.

La ciudad de Bannu está situada en el borde de la región tribal de Waziristan del Norte, bastión de los radicales islámicos asociados con Al Qaeda y donde operan combatientes pro talibanes.

En los últimos meses se ha recrudecido la violencia en las regiones de Waziristán y la Provincia de la Frontera del Noroeste, especialmente después del asalto por parte del Ejército, a mediados de julio, de la Mezquita Roja de Islamabad, centro de reunión de militantes radicales.