Unos veinte supuestos combatientes talibanes murieron hoy en la sureña provincia afgana de Helmand en una operación de fuerzas de este país y de EEUU contra la insurgencia en esa zona, informó la comandancia estadounidense.

Los choques tuvieron lugar a primera hora en el distrito de Reeg, donde según informaciones "creíbles" recibidas por el mando de EEUU se escondían "fuerzas extremistas", indicó un comunicado militar norteamericano.

Ataque con armas ligeras

Durante el operativo, las tropas conjuntas fueron atacadas por los militantes con armas ligeras, a lo que respondieron con armamento de precisión "matando a más de 20 combatientes", según la nota de EEUU.

"No hubo indicaciones de muertos o heridos entre nuestros combatientes", añade el comunicado, que precisa que el ataque causó daños a varios edificios en los que se refugiaban los rebeldes.

La provincia de Helmand, en el sur de Afganistán, es escenario de combates casi diarios entre los insurgentes pro-talibán y las tropas afganas y extranjeras.

En lo que va de año han muerto más de 4.100 personas en el país centroasiático a causa de la violencia.