Convivencia bici-coche
"En el caso de la convivencia bici-coche, el ciclista es el usuario vulnerable en caso de accidente", según el RACE. UNSPLASH CREATIVE COMMONS

Según la Ley de Tráfico, la respuesta es que los ciclistas no pueden circular por las aceras, a pesar de que haya ordenanzas municipales que lo permitan. Peatones, ciclistas, conductores de vehículos a motor… todos somos usuarios de las vías y debemos seguir unas mínimas normas de convivencia que permitan mejorar la seguridad en las calles y carreteras y entre ellas está la normativa que no permite a las bicicletas circular por las aceras, a no ser que esté expresamente permitido.

 En el caso de la convivencia bici-coche, el ciclista es el usuario vulnerable en caso de accidente. Por el contrario, en caso de colisión entre peatón y bicicleta, es el primero el que sale más perjudicado. Por eso las normas de convivencia deben ser respetadas por todos. Así reduciremos el riesgo.

En las ciudades cada vez es más frecuente la presencia de bicicletas. Es un medio de transporte económico, rápido en distancias cortas y, con atascos, se aparca bien, no contamina y, además, te permite mantenerte en forma físicamente. Pero, ¿conocen estos usuarios de bicicletas sus obligaciones?

Las bicicletas fuera de las aceras

Una de las polémicas más frecuentes que surgen con los ciclistas en ciudad es el uso de las aceras. Estos deben saber que en la Ley de Tráfico la bicicleta es considerada un vehículo más (PDF) y, por tanto, tiene que seguir las mismas normas. Y una de estas normas es que no pueden circular por las aceras.

Quizás hayas escuchado o leído que hay Ayuntamientos que han aprobado normas específicas en sus ordenanzas permitiendo la circulación de bicicletas por las aceras, pero esto va en contra de la ley general y se están produciendo sentencias judiciales anulando dichas ordenanzas.

En cambio, sí está permitida la circulación por aceras en zonas específicamente habilitadas para ello. Son aceras de uso compartido con un carril para peatones y otro para bicicletas, pero para que sea legal debe estar señalizado expresamente.

Si un ciclista quiere ir por la acera tendrá que desmontarse y empujar su bicicleta a pie dejando de ser conductor y convirtiéndose en peatón.

Los ciclistas no tienen prioridad en pasos de peatones

Y lo mismo ocurre cuando un conductor de bicicleta quiere atravesar un paso de peatones. Debe saber que la prioridad es para los peatones. Si el ciclista quiere cruzarlo para hacer un giro, un cambio de sentido o cruzar a otra acera, deberá bajarse de su bicicleta y pasarlo a pie. Sólo así tendría preferencia como peatón.

Frente a un automovilista, el ciclista tendrá prioridad en un paso para ciclistas debidamente señalizado o cuando circule por un carril bici.

Pero hay más cosas que deben saber los usuarios de bicis. Deben respetar las señales de circulación, donde se incluyen los semáforos y ceda el paso, entre otras, también se les multará si circulan tras haber consumido drogas o alcohol, utilizan el teléfono móvil o usan auriculares conectados a reproductores de sonido.

Y, por supuesto, el conductor de un vehículo motorizado debe velar por la seguridad de los usuarios más vulnerables, respetando la distancia con el ciclista (fuera de poblado es de 1,5 metros).

La responsabilidad de reducir los accidentes es de todos, así como establecer una buena convivencia vial. Automovilistas, ciclistas y peatones, todos tenemos que respetar las normas y exigir que los demás las cumplan.

NOTICIAS RELACIONADAS