Los homicidios vuelven a crecer por las venganzas, los ajustes de cuentas y la violencia de género

  • El número de fallecidos aumenta un 18,4% respecto a los seis primeros meses de 2015, hasta alcanzar los 148 casos.
  • La región de Madrid suma las peores cifras, al pasar de 7 a 22 siniestros entre los meses de enero y junio.
  • Los agentes de policía piden prudencia y más recursos para luchar contra fenómenos específicos.
Los cadáveres de las tres personas halladas muertas en el despacho de abogados de Usera.
Los cadáveres de las tres personas halladas muertas en el despacho de abogados de Usera.
LIZÓN/EFE

Cuando los médicos del Samur levantaron a William G. de un charco de sangre, en el distrito madrileño de Puente de Vallecas, aún respiraba. Horas después, fallecía en el Hospital La Paz, víctima de los dos disparos en la cabeza que sus agresores le habían asestado, en lo que el Grupo V de Homicidios de la Policía Nacional consideró un ajuste de cuentas.

Esta muerte, ocurrida el 22 de febrero en Madrid, es solo una de las casi 150 que el Ministerio del Interior ha registrado en su balance nacional del primer semestre del año.

Según esta estadística oficial, los homicidios intencionados y los asesinatos (las muertes con premeditación) han vuelto a crecer en España después de tres años consecutivos de mejoría, al pasar de los 125 de 2015 a los 148 de este curso.

El repunte se ha notado especialmente en la Comunidad de Madrid, donde el número de fallecidos ha subido de 7 a 22 entre enero y junio, lo que supone un 214% más. Cataluña, con 28 decesos (+100%), Andalucía, con 24 (-29%), y la Comunidad Valenciana, con 22 (-18%) la superan o igualan en números absolutos, pero ninguna acumula un empeoramiento similar.

Dinero, drogas y machismo

Autoridades y sindicatos policiales aseguran ser "conscientes" de la preocupación que generan estos homicidios. Aunque coinciden en que su incremento suele ser "circunstancial" y que rara vez están vinculados entre sí, los profesionales sí reconocen dos factores determinantes: la actividad de las bandas organizadas y los ajustes de cuentas por dinero o drogas. "Sabemos que la presencia de mafias ha crecido en los últimos años y que se producen más ajustes de cuentas", explica Serafín Giraldo, del sindicato UFP.

De esta actividad criminal deja constancia, por ejemplo, el asesinato de un abogado y dos de sus empleadas en un bufete madrileño el pasado junio, en otro caso de vengaza. Una de las víctimas fue degollada, otra presentaba un hachazo y la tercera murió de un golpe contundente en la cabeza. "Un porcentaje [del aumento de los homicidios] viene por ahí, pero lo que hay que hacer es ver la evolución: si se convierte en una constante, será necesario reforzar los grupos de homicidios", añade Giraldo.

La otra pata que sostiene el aumento de los homicidios es la violencia de género. En total, 21 mujeres perdieron la vida de enero a junio, tres más que en los primeros seis meses de 2015, de acuerdo con el Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales. El SUP, sindicato mayoritario de la Policía Nacional, ha pedido "más recursos y formación" para los agentes que componen la Unidad de Familia y Mujer, con el objetivo de prestar un servicio 24 horas, ampliar la información y mejorar la valoración de riesgo de las denunciantes.

Verano violento

Aunque las cifras de homicidios en España aún están lejos de las 187 víctimas registradas en los seis primeros meses de 2011, las 199 de 2012, las 173 de 2013 o las 170 de 2014, el incremento sufrido hasta junio puede hacer que 2016 acabe por encima de los 303 muertos del año pasado.

Solo este verano se produjeron nueve muertes más por violencia de género en todo el país. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado investigan, además, el posible asesinato por degollamiento de un joven en Santiago de Compostela en julio o, ya en septiembre, el homicidio de un hombre en Alcorcón y los posibles ajustes de cuentas que acabaron con dos cadáveres en el distrito de Tetuán y en Móstoles, todos en Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento