Lluvia, paraguas, mal tiempo
Lluvia y mal tiempo. EUROPA PRESS

Se acaba el calor extremo y, sin apenas tiempo para prepararnos, llega el frío. El lunes por la tarde, un centro de bajas presiones situado en las Islas Británicas afectará a la península con un aumento de la inestabilidad por el noroeste que podría dejar precipitaciones en Galicia y que a partir del martes y durante el miércoles se extenderán al resto de la península.

Esta inestabilidad "llevará acompañada una importante bajada de las temperaturas" en todo el país, asegura Ana Casals, de AEMET, quien ha advertido de que este descenso será significativo en el tercio norte peninsular, afectado además por tormentas y chubascos localmente fuertes.

El martes "entrará una vaguada profunda en altos niveles de la atmósfera acompañada de un frente bastante activo que se meterá por el oeste de la península" y dejará lluvias en toda la península, sobre todo en el norte, donde se podrían recoger más de 20 litros por metro cuadrado.

Esta inestabilidad, ha explicado la portavoz, está favorecida por la existencia de "un núcleo frío en altura de 20 grados negativos, combinado con la elevada temperatura que tenemos en superficie", ya que el aire frío -que pesa más- desplaza el aire cálido hacia arriba y favorece la formación de nubes de tormenta.

Las temperaturas "bajarán muchísimo" el martes

Con todo, las temperaturas "bajarán muchísimo" el martes, tanto las mínimas como las máximas (se prevé que, en algunas zonas, desciendan hasta 20 grados respecto al inicio de la semana pasada), y esta tónica continuará el miércoles para "recuperarse de nuevo a partir del jueves, aunque sin alcanzar ya los niveles de los primeros días de septiembre", ha matizado.

La Aemet prevé que entre el jueves y el sábado se extiendan las precipitaciones por todo el tercio norte peninsular, especialmente en el área cantábrica, mientras que en el resto del país el escenario más probable será el de tiempo estable y sin precipitaciones, con predominio de cielos poco nubosos.