Obama recuerda a las víctimas del 11S
Obama recuerda a las víctimas del 11-S en el 15 aniversario del atentado. EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recordó este domingo a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 e insistió en que el país "nunca olvidará" la tragedia ni a los que perdieron "sus preciosas vidas" en ella.

En un acto conmemorativo en el Pentágono, uno de los tres lugares del país que sufrieron ataques terroristas aquel día hace quince años, Obama subrayó que "la mejor manera" de homenajear a quienes murieron entonces es "continuar siendo" los mismos como nación.

"El homenaje más perdurable para aquellos que perdimos es los Estados Unidos que continuamos siendo", dijo el mandatario en un acto que se celebró coincidiendo con la hora en la que uno de los aviones que participaron en los atentados se estrelló contra las instalaciones del Pentágono.

"Renovamos el amor y la fe que nos une como una familia estadounidense (...) Nos mantenemos fieles al espíritu de este día defendiendo no solo nuestro país, sino también nuestros ideales", agregó Obama.

El presidente estadounidense, en su último aniversario de la tragedia como mandatario, afirmó que los supervivientes de los atentados del 11 de septiembre, en los que murieron unas 3.000 personas, son para él y para el país "una inspiración". "En su dolor y en su gracia nos han recordado que, juntos, no hay nada que los estadounidenses no puedan superar", reiteró.

Amenazas terroristas

El mandatario también aprovechó la conmemoración para abordar las amenazas terroristas a las que se ha enfrentado y se enfrenta el país y aseguró que "grupos como Al Qaeda y Estado Islámico saben que nunca serán capaces de derrotar a una nación tan grande y fuerte como Estados Unidos".

"Por eso, en cambio —continuó— han tratado de aterrorizar, con la esperanza de poder avivar el miedo para que nos volvamos unos contra otros y poder cambiar lo que somos o cómo vivimos".

Al Qaeda y Estado Islámico saben que nunca serán capaces de derrotar a una nación tan gran y fuerte como Estados Unidos Obama señaló que la amenaza que afronta hoy en día el país ha evolucionado desde aquel 11-S, y después de atestar "golpes devastadores a Al Qaeda" y acabar con Osama bin Laden, son los lobos solitarios quienes ahora atacan desde "Boston a San Bernardino u Orlando". "Y es por eso que es tan importante hoy que reafirmemos nuestro carácter como nación", subrayó.

"Nuestra herencia multicolor no es una debilidad; todavía es, y será siempre, una de nuestras mayores fortalezas. Este es el EE UU que fue atacado ese mes de septiembre por la mañana. Este es el EE UU al que debemos permanecer fieles", continuó

Acompañado por el secretario de Defensa, Ash Carter, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Joseph Dunford, Obama acudió a las instalaciones del Pentágono después de guardar un minuto de silencio en el Despacho Oval, según fuentes de la Casa Blanca.

El vuelo 77 de American Airlines fue el tercero en hacer impacto aquel fatídico 11 de septiembre, en esa ocasión contra el Pentágono, después de que cinco terroristas saudíes secuestraran la aeronave que partió del Aeropuerto Internacional de Dulles, en Washington, con destino a Los Ángeles.

Cuando llevaba apenas 35 minutos de vuelo, los yihadistas lograron el control del avión e hicieron que se estrellara contra una de las fachadas del Pentágono, sede de la Defensa estadounidense, lo que causó la muerte a 125 personas dentro del edificio y a las 64 que iban a bordo del aparato.