El túnel del AVE a Francia, abocado a la liquidación

  • La banca rechazará la propuesta de las contructoras ACS y Eiffage, encargadas del proyecto.
  • La junta de acreedores del túnel será el 15 de septiembre.
  • En 2015 no se logró un acuerdo para refinanciar la deuda de la obra.
  • El plan no cumple con el requisito de inyección de capital que pusieron los bancos.
  • España y Francia tienen por si acaso un acuerdo para hacerse cargo de la gestión del AVE.
Varios pasajeros del primer tren de alta velocidad AVE entre España y Francia.
Varios pasajeros del primer tren de alta velocidad AVE entre España y Francia.
EFE

El túnel bajo los Pirineos que conecta por AVE España y Francia está abocado a la liquidación, dado que la banca rechazará la propuesta planteada por ACS y Eiffage, las empresas que construyeron la infraestructura y actualmente la gestionan, para reestructurar su deuda y garantizar su viabilidad.

Los bancos manifestarán su rechazo a este plan en la junta de acreedores del túnel, convocada para el próximo jueves 15 de septiembre, según informaron fuentes financieras.

La junta será el último proceso del concurso de acreedores en el que la conexión por AVE entre España y Francia se vio inmersa hace justo un año, en septiembre de 2015, tras no lograr un acuerdo para refinanciar la deuda de la infraestructura, cuya construcción supuso una inversión de 1.000 millones de euros.

A pesar de todo un año de negociaciones, la banca no suscribirá la propuesta planteada por el grupo que preside Florentino Pérez y la constructora francesa para garantizar la viabilidad de la conexión. El plan no cumple con el requisito puesto por los bancos de que las empresas y las administraciones públicas españolas y galas realicen sendas inyecciones de capital.

Ante la previsión de que no pueda superar el concurso, España y Francia ya tienen diseñado un acuerdo para si finalmente deben hacerse cargo conjuntamente de la gestión de este AVE transfronterizo.

No obstante, según dichas fuentes, el Estado español, a través de la Abogacía del Estado, trabaja en buscar algún instrumento o recurso legal para evitar que la liquidación de la sociedad gestora del túnel tenga que acometerse de manera inmediata una vez lo dictamine el juez del proceso concursal.

Ante la actual interinidad del Gobierno, y con la confianza de lograr in extremis una solución alternativa a la disolución, la Administración española busca dilatar el proceso, al igual que ha hecho en el caso de las autopistas de peaje quebradas, que también han llegado a su fase de liquidación, según detallan las mismas fuentes.

Por el momento, desde que se declaró en concurso, ACS y Eiffage han manifestado  su compromiso de que el túnel sigua operando y canalizando el tráfico de trenes entre el AVE entre España y Francia con "las mismas condiciones de seguridad, fluidez y regularidad".

Conexión histórica

ACS y Eiffage, a través de la sociedad conjunta TP Ferro, se adjudicaron en 2003 el contrato de construcción y posterior explotación del túnel que constituyó el primer tramo de AVE transfronterizo, además de una de las mayores obras mundiales de ingeniería civil.

Se trata de un tramo de AVE de 44,4 kilómetros de longitud, de los que 8,3 kilómetros corresponden a un túnel bajo los Pirineos. El proyecto supuso una inversión de 1.000 millones de euros de los que 600 millones provinieron de financiación pública, de aportaciones de España, Francia y la UE.

Con su declaración de concurso en septiembre de 2015, este túnel se sumó al listado de otras grandes infraestructuras construidas en los últimos años que también han resultado inviables o han quebrado, como son ocho autopistas de peaje, el almacén de gas Castor o los aeropuertos de Castellón y Ciudad Real.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento