La carretera se ha cebado este fin de semana con los jóvenes. De las 29 personas fallecidas en los 23 accidentes ocurridos entre las 15.00 horas del viernes y las 20.00 de ayer, 12 eran menores de 30 años y ocho tenían 18 o menos. El mismo fin de semana de 2006 murieron 18 personas, con lo que el número de víctimas ha aumentado en un 61%. En Sarria (Lugo), dos chicas de 15 años murieron y otros tres menores resultaron heridos graves en la madrugada del sábado. El conductor, de 19 años, dio positivo y la Policía Local halló «restos de botellón» en el coche. Esa noche, una chica de 18 años y un chico de 17 fallecieron al salirse de la calzada su vehículo, en el km 31 de la madrileña M-40. Otros dos jóvenes, de 15 y 17 años, perdieron la vida en la A-496, entre Valverde del Camino y Sotiel, en Huelva. En Ávila sucedió el accidente más grave, con una mujer y un hombre de mediana edad fallecidos al chocar contra otro turismo en el kilómetro 105,8 de la carretera N-VI, entre Adanero y Sanchidrián.