apagado fuego carthagineses
Un castillo de fuegos artificiales cerró ayer las fiestas. Para su disparo se emplearon más de mil kilos de material pirotécnico y cinco mil de morteros. D.O

El Año XVIII de las fiestas de Carthagineses y Romanos ya es historia, en una edición que comenzó con lluvia -obligó a que el pregón por primera vez se tuviese que realizar en el interior del Palacio Consistorial- y se despidió con un día caluroso de verano.

Atrás quedan diez días de intensos actos, fiesta, alegría y diversión 
Atrás quedan diez días de intensos actos, fiesta, alegría y diversión en los que Cartagena rememora los hechos y acontecimientos que tuvieron lugar hace más de dos mil doscientos años como la `Fundación de Qart-Hadast' por Asdrúbal; la sesión del Senado Romano; las Bodas de Aníbal; los Desembarcos de la armada carthaginesa y romana; la Contratación de mercenarios por parte de Aníbal; la batalla por Qart-Hadast que puso fin a la presencia púnica en la península, o el Circo Romano, con el que Escipión celebró la victoria.

La Federación de Tropas y Legiones este año marcaron como meta revitalizar el Circo Romano que en las últimas ediciones ha sufrido notables cambios de día y de hora, "la gente ha salido muy contenta y sorprendida del Circo que ha contado con una afluencia masiva de público", precisó el presidente de la Federación, Antonio Madrid. Además, por primera vez, las cincuenta casetas que componen el campamento festero se han insonorizado, para acabar con las quejas vecinales por los ruidos.

Éxito de público

Cada bando, es decir las tropas y legiones de Carthagineses y Romanos han recibido más de 90.000 euros para organizar sus actos.

El Circo Romano y los grandes desfiles resultó un gran éxito, el público abarrotó el largo itinerario que recorren las tropas y legiones, "después de duros meses de trabajo ha salido todo a pedir de boca, ha merecido la pena los nervios que hemos pasado con el tiempo -la lluvia- que en algunos actos nos ha jugado una mala pasada, pero al final todo ha salido bien, y el visitante ha disfrutado un año más con las fiestas", aseguraron el sufeta, Ramón Jerez y la presidenta del Senado, Nani Vergara.

Tras duros meses de intenso trabajo, y a pesar de algunas gotas de lluvia todo ha salido a pedir de boca

Broche de oro con luz y color

A pesar de ser domingo y que muchos tenían que madrugar al día siguiente para ir al trabajo o a estudiar, el campamento festero reunió a un nutrido número de público que no querían desperdiciar la última noche con baile, tapas y alguna que otra copa en las carpas de las tropas y legiones.

Un castillo de fuegos artificiales cerró ayer la décimo octava edición de las fiestas de Carthagineses y Romanos. Para su disparo se emplearon más de mil kilos de material pirotécnico y cinco mil de morteros.

Numeroso público disfrutó durante algo más de quince minutos de un espectáculo que se inició a la medianoche con el encendido de un gran letrero de más de seis metros y medio a una altura de 17 metros, con el logotipo de El Corte Ingles, que un año más patrocinan el último acto festero.

Un Castillo con multitud de efectos pirodigitales puso el broche final a las fiestas

Desde cualquier punto de la ciudad se pudo contemplar multitud de efectos pirodigitales, todos controlados por ordenador a través de un sistema con más de tres mil metros de cable.

Bombas de escales y cambios, olas entrecruzadas, abanicos, sauces con intermitente, lluvia blanca ó bombas de diseño, entre otros, que culminaron una gran apoteosis a base de un terremoto de truenos y palmeras gigante.

Las fiestas han llegado a su fin. Desde este momento las tropas y legiones se encuentran inmersos en los preparativos de la edición 2008 de los festejos históricos cartageneros.

El público opina.....
Ramona Cervantes. Ama de casa. "El Circo Romano ha sido uno de los grandes atractivos de las fiestas, ha sido espectacular, y más teniendo en cuenta que todos los actores son festeros".

Esther Agudin. Profesora. "Es la primera vez que asisto a las fiestas y ha estado muy bien. Me quedo con el desfile final de Tropas y Legiones, los vestuarios son impresionantes, y todos muy coordinados. Parecen que han salido de un libro de aquella época".

Ana Cortés. Profesora. "Hay un exceso de actividades, es imposible ir a todo ya que pilla en época de trabajo y clases".

Daniel Sánchez. Albañil. "Este año destacaría la feria de día en Juan XXIII está muy bien le da más vida al centro, el principal inconveniente es que el público general no tiene acceso al interior de las casetas".

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE CARTAGENA