Nosferatu
El chupasangre ideado por Murnau se ha convertido en un clásico del cine. ARCHIVO

Cuando el director de cine Friedrich Wilhelm Murnau rodó Nosferatu, no existían las bandas sonoras. En 1921 y 1922, años de producción de la película, el cine estaba mudo. Para amenizar los filmes y potenciar su carácter dramático o cómico, cada proyección se acompañaba con música en directo, normalmente, con un piano. Hoy, el Goethe-Institut nos ofrece la posibilidad de ver uno de los grandes clásicos del cine tal y como se hacía en la época en la que fue concebido.

Nosferatu es una película muda de terror, adaptación de la novela de Bram Stocker Drácula, que llevó al celuloide el genial director F. W. Murnau, considerado uno de los maestros del cine. La cinta muestra la lucha del bien y el mal a través de la imagen y el miedo.

Director, maestro y pionero

De su imaginación salieron algunas de las películas más admiradas y reconocidas por los aficionados al cine, y de su maestría han mamado la mayoría de los grandes directores contemporáneos. Nosferatu es el filme más famoso de Murnau, pero también son antológicos El último (1924), Fausto (1926) o Amanecer (1927).

* Goethe-Institut. Zurbarán, 21. 19.30 h. Gratis.