El fiscal coordinador de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio de Andalucía, Luis Carlos Rodríguez, aboga por demoler las construcciones ilegales que se han levantado en suelos protegidos. Es la «única» solución, dice, para devolver a su estado original estas zonas. No obstante, las demoliciones no tendrían carácter general, sino que habría que analizar cada caso. Si no se hacen, «no se hace nada», afirma Rodríguez, que ha participado recientemente en los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla.