2008 verá la decimosegunda subida de los impuestos locales consecutiva. Una situación insólita propiciada por la tardanza del Catastro en revisar los valore s de los inmuebles del municipio.
De manera general,
todos los impuestos, tasas y precios de servicios municipales subirán un 2,2%. Como consecuencia, el IBI subirá un 4,2%, al sumarse al 2% que actualiza todos los años el valor de las casas.
Pero habrá excepciones. El agua y el alcantarillado subirán un 3,87%. La grúa lo hará un 6,7 y retirar un coche del depósito costará 66,3 euros.
La primera la justifica el Ayuntamiento por la mayor estensión de la red. De la grúa sostiene que con cada vehículo que retira, el Ayuntamiento pierde dinero, ya que cada servicio le sale al consistorio por nada menos que 82,7 euros.
Comedores
Los comedores escolares también suben de precio. El día costará 3,31 euros y sólo el desayuno, 1,65. La subida es ligeramente superior a la general, 2,31%.
La zona azul también sube de precio. A partir de enero costará un céntimo más a la hora, hasta 0,73.
El Ayuntamiento llama a esta subida, revisión o actualización. Defiende que sólo se aplica el IPC a las tarifas del año pasado. Lo cierto es que ese es el criterio de los tres últimos años, pero ejercicios anteriores han visto subidas del 5,5, del 6 y hasta del 8% en algunos servicios y tasas municipales.


Hace 12 años, la ciudadanía salió a la calle contra el ‘catastrazo'. La revisión de los valores de los inmuebles, que se hace cada diez años, coincidió con la intención del alcalde de subir también el tipo del impuesto. Las protestas frenaron entonces subidas del recibo de entre el 100 y el 200% y el equipo de gobierno municipal suavizó las subidas. Entre 2001 y 2008 el tipo del impuesto ha subido un 27%. Como cada año se sube un 2% el valor de los inmuebles, la subida acumulada alcanza el 80%. La oposición también critica el aumento del coste de otros servicios básicos. El agua cuesta ahora un 60% más que cuando se privatizó. El metro cúbico de agua costará 0,77 euros, un 10% más que hace tan sólo dos años.