Centro de la capital etíope, Addis Abeba
Addis Abbeba es una ciudad africana caracterizada por los contrastes en su población. AGENCIAS

La experiencia pre-adopción ha sido toda una aventura para una madre que, superando la impaciencia y la ansiedad por ver lo antes posible a su niña, le ha servido para aprender de un continente y un país desconocido y que recomienda a mucha gente para visitar "Etiopía es una tierra de grandes contrastes.

"Se ve mucha pobreza, pero a la vez puedes apreciar la nobleza y el orgullo de un pueblo que ha sabido mantenerse independiente y ser conquistado en muy pocas ocasiones a lo largo de su historia. La gente derrocha amabilidad y educación y por supuesto afán de superación", explica emocionada la madre, RPB.

Fue su abuela la que se hizo cargo de ella durante un breve periodo hasta que la llevó a la casa cuna

La niña procede de una casa cuna en Addis Abeba (capital de Etiopía), que es una especie de orfanato subvencionado por un Estado exterior con el que tienen un convenio, de manera que BPB, ha estado cuidada por sus paisanos a través de dinero español.

"No nos han dado mucha información sobre su pasado familiar. Quizá su padre murió en un conflicto bélico y probablemente su madre falleció durante el parto. Parece que fue su abuela la que se hizo cargo de ella durante un breve periodo hasta que la llevó a la casa cuna", afirma.

Nueva vida en España

Una vez pasada la burocracia, los viajes y el recuerdo de lo vivido en Etiopia, RPB, señala la sorprendente evolución en el aprendizaje de la niña: "Llegó hablando amárico y tigriño, lenguas etíopes, y en tres meses me entendía perfectamente cuando le hablaba en español. Al principio creía que era sólo casualidad, pero descubrí que la pequeña me comprendía a la perfección. Es increíble la capacidad de aprendizaje tan rápida que tiene. Absorbe como una esponja", explica.

Ha sido su propia madre la que la ha preparado en los conceptos básicos para entrar en el colegio, "de manera que se ha integrado en su clase como una más sin ningún problema de adaptación. Además, la he apuntado a un club de natación, ya que tiene una capacidad psicomotríz muy desarrollada. Sus monitoras aun se quedan boquiabiertas con la insistencia y la fuerza de voluntad que le pone al hacer sus ejercicios acuáticos", indica orgullosa RPB.

"Para mí es muy grato ver que la niña está viviendo una etapa feliz aquí y que tampoco tiene recuerdos desagradables de su pasado en Etiopía, el que siempre será su país. Su origen".

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE JAÉN