Al menos 27 personas murieron y otras 20 resultaron heridas en un atentado suicida registrado este sábado en Kabul contra un autobús de militares, informó hoy una fuente gubernamental.

La explosión fue causada por un
terrorista suicida que subió al autobús enfundado en un uniforme militar, indicó a Efe el jefe de investigación criminal de la Policía, Ali Shah Paktiawal.

El atentado se produjo hacia las 06.45 hora local (02.45 GMT) en el centro de Kabul, cuando el autobús militar circulaba por el barrio de Baharestan de la capital afgana.

Aunque en un primer momento Paktiawal dio parte de la muerte de 12 personas, más tarde un portavoz del Ministerio afgano de Defensa, Zahir Murad, compareció para informar de que el atentado causó la muerte a 27 personas, mientras que otras 20 resultaron heridas.

El canal afgano de televisión privada Tolo informó de que el autobús seguía una ruta regular para recoger a los militares cuando fue atacado por el suicida.

Según varios testigos, la explosión destruyó por completo el vehículo y causó daños a varios más.

Al lugar del atentado se desplazaron ambulancias y camiones para trasladar a las víctimas a los hospitales de la zona.

Se teme que también hayan perdido la vida algunos civiles viandantes.

La explosión convirtió el lugar del atentado en un espectáculo dantesco con los cuerpos mutilados esparcidos en el suelo o en el interior del vehículo.

El pasado 17 de junio, la capital afgana ya vivió un episodio similar de violencia, con la explosión de otro autobús de instructores policiales frente a los cuarteles de la Policía que causó la muerte de 35 personas y heridas a 35 más.

Ese atentado fue el más grave registrado desde la caída del régimen talibán en el año 2001.

En Afganistán han muerto en lo que va de año más de 4.100 personas víctimas de la violencia, que se ha recrudecido en los últimos meses.