La familia del zar Nicolás II
La familia del zar Nicolás II, con el príncipe Alexei a los pies. ARCHIVO

Parece que al fin hay un rayo del luz sobre la misteriosa historia del final de la Rusia zarista, tras el hallazgo de 44 huesos que pertenecen, casi con toda seguridad, a dos de los hijos del último zar, Nicolás II.

Según publica la BBC, fueron encontrados en pasado mes de julio en Yekaterimburgo, cerca de los montes Urales.

La justicia rusa no rehabilitaría a estos personajes

Si se confirma, después de las pruebas de ADN, que son realmente los restos del príncipe heredero Alexei y su hermana María, significaría que ningún miembro de la dinastía Romanov sobrevivió cuando toda la familia fue hecha prisionera, y posteriormente fusilada.

En 1918, los bolcheviques ejecutaron a la familia del zar Nicolás II, aunque una serie de investigadores sostenía que alguno de sus miembros escapó, parece que con este hallazgo, si finalmente son los huesos del heredero, se confirmaría la hipótesis de que los cuerpos fueron enterrados por separado para evitar su identificación.

A la espera de los análisis, y aunque se pruebe que los restos pertenecen a Alexei y María, la justicia rusa no rehabilitaría a estos personajes, ya que no los consideran víctimas de la represión política bolchevique.