Dejar a los niños en los comedores escolares será este año bastante más caro. El precio del menú subirá de media (no todos los centros tienen los mismos precios) 0,50 céntimos. Así, la comida costará 5 euros al día, algo «abusivo», para la asociación de padres y madres (Fapa).

Esta subida es un 10% más de lo que se pagaba el año pasado (Casi 5 veces el IPC, que este año es del 2,2%). Además, sólo uno de cada tres colegios de la Región de Murcia dispone de servicio de comedor. De los 474 centros, sólo 182 cuentan con él.

«Reclamamos más comedores y no sólo en los colegios, también en algunos institutos. La falta de comedor provoca que los coles que sí lo tienen estén saturados, como el Infanta Cristina, de Puente Tocinos. Es el único de los seis centros que hay en la pedanía con este servicio y tiene lista de espera», explica José Antonio Abellán, de la Fapa.

Otro de los problemas es que la falta de espacio hace que el comedor se destine a reuniones o que en él se den actividades de refuerzo escolar. «Pasa en el María Maroto o en el Luis Costa (en Murcia)».

Los padres también se quejan de que el personal que cuida a los niños en la comida no está cualificado. Educación se defiende: «Los monitores los contratan los catering y no tienen que dar un servicio docente». Sobre la subida de 0,50 € dicen que es porque «el precio se revisa cada año».

Doble turno a la hora de comer

La consecuencia de la falta de comedores provoca que los centros que sí lo tienen hagan doble turno de comidas ante la afluencia de niños. «Esto ocurre en el colegio de Santiago el Mayor, en el colegio Belén o en el María Maroto», explica José Antonio Abellán. Además, los padres protestan por la falta de seguimiento que la Administración hace a los menús. Sanidad sólo hace dos inspecciones para ver las condiciones de los centros y de la comida.