Pilar Cristóbal
Pilar Cristóbal Archivo

Me estoy comiendo el coco y creo que esto ya me está afectando psicológicamente. Te cuento mi problema. Quiero a mi marido con locura, no puedo vivir sin él, pero en el sexo no funcionamos, ya desde que empecé a tomar las pastillas anticonceptivas se me quitaron las pocas ganas que tenía antes, el caso es que cuando estamos juntos disfrutamos muchísimo y yo lo pasó muy bien, pero me da una pereza horrible ponerme y nos cuesta muchísimo arrancar. Pienso que no todo es sexo en el matrimonio, pero me estoy empezando a preocupar por nuestra situación porque creo que algo nos puede estar fallando y que no nos queremos como deberíamos. ¿Tú que piensas de esto?

El principal problema que tienes es que estás dándole demasiada importancia y estás creando un problema donde verdaderamente no lo hay. La cuestión es que no le estáis dando tiempo en vuestras vidas a la actividad sexual y como esta actividad no es necesaria para vivir se va extinguiendo. Os recomiendo que programéis día y hora para estar juntos jugando, para comentar pelis porno o cuentos o revistas, daros un masaje sensitivo o un baño. El tiempo es muy importante y la costumbre también.

Soy un hombre de 40 años y me fascina el sexo, mi pareja y yo podemos estar horas jugando y haciendo el amor de muchos modos, lo único que ella quisiera es que yo tuviera más cantidad de semen para poder llevar a cabo alguna de sus fantasías. ¿Quiero saber si hay algo que se pueda comer o algún medicamento para que el fluyo de semen sea mayor, como sale en las películas?

Lo primero es que las películas son mentira en todos sus extremos y para la cantidad de semen que se ve se usan trucos variados gracias al poder de las nuevas tecnologías. La cantidad de semen, como la cantidad de saliva o lágrimas dependen de las glándulas que lo producen y en eso no se puede influir. Podéis ocuparos de las cosas que dependen de vuestra voluntad pero los flujos internos no son voluntarios.

Llevamos dos años teniendo relaciones sexuales y me gustaría que me dieras ideas sobre posturas.

Las posturas en las que se puede hacer penetración son de cuatro tipos, (y esto no son más que sugerencias) la espalda de la chica toca la cama (las más famosa de estas, es la del misionero) la espalda del chico toca la cama, sentados sobre una silla y de pie. Para saber más os recomiendo dos libros: el Kamasutra de toda la vida y sus actualizaciones y otro que es muy sugerente en muchos otros aspectos que se llama "El Gozo del sexo" de Alex Comfort, es un clásico pero sigue funcionando muy bien.