Sánchez se postula a medias: hablará con todos, pero no irá a la investidura sin apoyos

  • El líder del PSOE toma la iniciativa del diálogo y anuncia una ronda de contactos desde este martes con todos los partidos para "hablar sin exclusiones".
  • El objetivo es explorar una solución entre todos que evite terceras elecciones.
  • Insiste en que no se está postulando para liderar un gobierno alternativo y que no irá a una investidura que no tenga los apoyos necesarios.
  • Abrirá con Rajoy este martes la ronda de contactos.
  • BLOG DE ARSENIO ESCOLAR: Sánchez debe ser más explícito y darse prisa.
Reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE tras la fallida investidura del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.
Reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE tras la fallida investidura del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.
J.P. Gandul / EFE
Tras la investidura fallida la semana pasada del candidato del PP, Mariano Rajoy, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este lunes que va a iniciar una ronda de consultas con todas las fuerzas políticas. "Pero no me postulo para liderar una alternativa. Soy muy consciente de la complejidad del momento actual.", ha advertido.

Casi al mismo tiempo que el rey decidía no iniciar, de momento, nuevas consultas con los partidos pero les instaba a "dialogar" y "resolver problemas", el líder del PSOE, Pedro Sánchez, anunciaba tras la reunión de su Ejecutiva que desde este martes abrirá una "vía de diálogo" con todos los partidos políticos, "desde el PP hasta los nacionalistas", a excepción de Bildu. Lo hará, según ha explicado, para explorar "una solución entre todos" que desbloquee la situación y evite terceras elecciones, pero ha insistido en que eso no significa que se esté postulando para liderar una alternativa al Gobierno de Mariano Rajoy.

"El PSOE estará en la solución como alternativa que es al PP", ha dicho el líder socialista, que ha explicado que será él mismo quien, tras la investidura fallida del candidato del PP, Mariano Rajoy,  inicie los contactos, y que llamará a los " líderes de todas las fuerzas políticas". Se trata de un "diálogo sin exclusiones", "sin vetos ni líneas rojas", y las reuniones serán "públicas o discretas en función de lo que pidan los interlocutores". Y en ese diálogo, Sánchez ha pedido especial colaboración a Ciudadanos, que le apoyó en su intento de investidura en marzo, y a Podemos, dos formaciones que desde la legislatura pasada mantienen un veto cruzado.

"Me gustaría que Ciudadanos pudiera hablar con Podemos y que Podemos pudiera hablar con Ciudadanos". Son dos nuevos actores que han entrado en la vida política y tienen que hablar entre ellos, ¿o es que vinieron para bloquear la política?", ha sentenciado el líder del PSOE, que ha reprochado a la formación naranja que exija al PSOE que hable con el PP a la vez que se niega a dialogar con el partido de Pablo Iglesias.

"Nosotros vamos a hablar con el PP", ha añadido, aunque ha dejado claro que será solo para conocer de primera mano cuáles serán los siguientes pasos de Rajoy, y que en ningún caso el PSOE apoyará al presidente del PP, ni ahora ni a partir del 25 de septiembre, cuando se celebren las elecciones vascas y gallegas.

Rajoy atenderá a Sánchez

Por su parte, Rajoy ha dicho que atenderá la llamada del líder socialista y se reunirá con él si, tal y como ha anunciado, la hace efectiva dentro de la ronda de contactos que prevé mantener con los dirigentes de diversos partidos. Rajoy ha mostrado esta predisposición en una conversación informal con los periodistas en Novosibirsk, sur de Rusia, donde ha hecho una escala técnica el avión en el que Rajoy viaja de regreso a España, tras participar en la cumbre del G20 de China.

El jefe del Ejecutivo en funciones ha subrayado que lo primero será esperar a que se produzca esa llamada del secretario general del PSOE, pero ha avanzado su disposición a atenderla, debido, ha dicho, a que siempre se ha mostrado abierto al diálogo. En cualquier caso, ha dicho que hablará con Sánchez para trasladarle la misma postura que ha venido defendiendo hasta ahora y que pasa por un Gobierno encabezado por el PP porque considera, ha subrayado, que es la posición "más sensata y razonable". Finalmente, fuentes socialistas han informado de que Sánchez abrirá este martes con Rajoy la ronda de contactos, que prevé consultar a los partidos de mayor a menor representación parlamentaria.

Tras Rajoy, el secretario general del PSOE telefoneará al líder de Podemos, Pablo Iglesias, y al de Ciudadanos, Albert Rivera, antes de hacerlo con las formaciones minoritarias.

Iglesias, "perplejo"

El secretario general socialista ha evitado concretar en qué consistirá su propuesta al resto de fuerzas, y se ha limitado a decir que su objetivo será "el cambio". Eso sí, dejando muy claro que, a su juicio, buscar una alternativa es "una responsabilidad colectiva" y que él no liderará nada si no cuenta con los apoyos necesarios. "Soy muy consciente de la complejidad del momento actual (...) No quiero ni crear falsas expectativas ni liderar un proyecto que esté abocado al fracaso", aclaró, algo que ha desconcertado al líder de Podemos."Sánchez dice que no quiere liderar la alternativa y que va a hablar con todos, incluido el PP ¿Este es el camino del cambio? No entiendo nada", ha publicado Iglesias en su cuenta de Twitter.

Y, aunque el líder del PSOE ha instado a hablar sin líneas rojas, ha admitido que sigue vigente la resolución del Comité Federal de su partido del pasado 28 de diciembre,que además del no a Rajoy le impedía sentarse a negociar con aquellas fuerzas que no renuncien a plantear consultas sobre la autodeterminación. "Yo siempre he cumplido las decisiones del comité federal", ha recalcado Sánchez, que ha subrayado que "hablar no es negociar" y que en el PSOE "todas las decisiones son colegiadas". Es decir, que la responsabilidad de sus decisiones es compartida. En ese sentido, ha anunciado que tan pronto como haya "novedades sobre el desbloqueo" o sepa "las soluciones que ponen los interlocutores encima de la mesa" convocará un nuevo Comité Federal, independientemente de los comicios vascos y gallegos.

C's no ve alternativa al PP

Ciudadanos, por su parte, poco antes de la comparecencia de Sánchez, afirmó por boca de su vicesecretario general, José Manuel Villegas, que no hay "ninguna alternativa" a un gobierno en minoría del PP y que la única vía que considera viable para "desbloquear España" es que los líderes de PP y PSOE "hablen entre ellos" y dejen de vetarse mutuamente para llegar a acuerdos.

A la pregunta de qué hará Ciudadanos si Pedro Sánchez les llama para intentar un gobierno alternativo al PP, Villegas ha respondido que responderán y acudirán a una reunión si se les convoca, pero ha querido dejar claro que "hay que ser realistas" y que la opción con Podemos, todas las confluencias y los partidos nacionalistas e independentistas es una "vía muerta".   Es más, ha descartado la posibilidad de un acuerdo entre PSOE y Podemos que contara con la abstención de Ciudadanos porque para lograr esta posibilidad el partido naranja pondría unas condiciones con las que "Podemos dejaría de ser Podemos".  En cualquier caso, Villegas ha pedido a Sánchez que deje de "enredar con posibles pactos y se siente con Rajoy a negociar un acuerdo. "Que exija lo que tenga que exigir y llegue a acuerdos", ha reclamado.

El PSOE andaluz pide "no engañar"

También este lunes, tras su Ejecutiva, el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, ha afirmado que un acuerdo a tres bandas con Podemos y C’s es "inviable" por el "veto cruzado" entre ambos, por lo que ha pedido no "engañar" ni "distraer" a los españoles. "No llevemos a los ciudadanos a un camino diciendo que puede dar sus frutos cuando eso es inviable", ha sentenciado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento