Miles de brasileños vuelven a marchar contra Temer y por la celebración de elecciones

Brasileños marchan contra MIchel Temer y piden elecciones, por séptimo día consecutivo, en Sao Paulo, el 3 de septiembre de 2016.
Brasileños marchan contra MIchel Temer y piden elecciones, por séptimo día consecutivo, en Sao Paulo, el 3 de septiembre de 2016.
EFE

Miles de brasileños volvieron a concentrarse este domingo en el centro de Sao Paulo para mostrar su descontento con el Gobierno del presidente Michel Temer, quien juró el cargo el pasado miércoles tras la polémica destitución de Dilma Rousseff por parte del Senado.

Por séptimo día consecutivo, una marea de ciudadanos se concentró en la emblemática Avenida Paulista, considerada el corazón financiero de Brasil, y se dirigió a la plaza Largo da Batata, en la zona oeste de la ciudad.

La gran mayoría de las decenas de miles de manifestantes coreaban el ya habitual "Fuera Temer". A diferencia de lo ocurrido en algunas de las manifestaciones previas que tuvieron lugar esta semana, la concentración de este domingo transcurrió de manera pacífica, aunque se registraron algunos enfrentamientos con la policía.

Las autoridades de la ciudad habían considerado desautorizar esta manifestación por celebrarse en la Avenida Paulista, por donde hoy también debía pasar la antorcha de los Juegos Paralímpicos, sin embargo, finalmente optaron por permitir que los ciudadanos se manifestaran unas horas después del paso de la llama.

El recorrido de la antorcha se produjo sin incidentes mayores, pese a que ya comenzaban a concentrarse algunas personas que tenían previsto acudir a la manifestación, que fue convocada por organizaciones sociales como el Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) y la Central de Movimientos Populares (CMP).

"Queremos 'Directas ya', es lamentable que treinta años después el pueblo tenga que volver a las calles por el mismo motivo", declaró al diario Folha de Sao Paulo el líder del MTST, Guilherme Boulos, en referencia a las elecciones presidenciales directas que exigían los brasileños en los últimos años de la dictadura militar.

Por la mañana, unas 2.000 personas respondieron a la llamada de estas mismas organizaciones y se manifestaron en la Avenida Atlántica, que recorre la emblemática playa de Copacabana, en Río de Janeiro.

Amnistía: "Respeten el derecho de manifestación"

Las protestas contra el impeachment de Rousseff se han sucedido durante semanas, inclusive durante las Olimpiadas, pero desde que se votó el impeachmente en el Senado la semana pasada, se han visto episodios de "uso excesivo de la fuerza" por parte de la Policía, según denuncian de los muchos manifestantes, activistas y la organización Amnistía Internacional.

"El derecho de manifestación debe ser respetado", ha pedido la ONG en un comunicado difundido en redes.

"La libertad de expresión pacífica es un derecho humano funadamental garantizado por la Constitución brasileña y por la legislación internacional de derechos humanos", dijo la organización pocos días después de que una joven perdiera la visión de un ojo, alcanzada por una bala 'de goma'.

"En un contexto de grave crisis política nacional y de polarización de la sociedad, es fundamental que las autoridades municipales, estaduales y federales garanticen el pleno ejercicio del derecho de libre expresión y de manifestación pacífica, y que aseguren que las fuerzas de seguridad que vigilan las protestas no hagan uso excesivo o innecesario de la fuerza y de las llamadas almas no letales", añadió. "Las protestas no son un delito".


Mostrar comentarios

Códigos Descuento