El papa Francisco proclama santa a la Nobel Teresa de Calcuta ante más de 100.000 fieles

  • A la religiosa se le atribuyen dos curaciones milagrosas: de un tumor en el cerebro y de otro en el abdomen.
  • Su canonización ha sido rápida y cumple con todos los requisitos para ser santa.
  • En representación de España acuden la reina Sofía, Margallo y Ana Pastor, entre otros.
Una mujer católica con una estampa de Teresa de Calcuta y un rosario en el Vaticano.
Una mujer católica con una estampa de Teresa de Calcuta y un rosario en el Vaticano.
EFE
Este domingo el papa Francisco ha proclamado Santa a la Madre Teresa de Calcuta en una multitudinaria misa. Una reliquia de la madre Teresa de Calcuta ha sido colocada junto al altar mayor del atrio de la Plaza de San Pedro, donde el Pontífice ha celebrado su canonización ante más de 100.000 fieles. No es casualidad la elección de este día para celebrar la canonización de la religiosa. El lunes se cumplen 19 años desde el fallecimiento de la Madre Teresa en la India

La madre Teresa de Calcuta, proclamada santa 19 años después de su muerte, durante una ceremonia este sábado en el Vaticano a la que han asistido más de 100.000 personas y que supone el acto central del Jubileo extraordinario de la Misericordia, instituido por el papa Francisco.

Francisco ha sido el encargado de proclamar en la misa en San Pedro la santidad de la monja Gonxha Bojaxhium nacida en 1910 en Skopje, bajo el imperio Otomano, que dedicó su vida a los más pobres entre los pobres, lo que le valió el Premio Nobel de la Paz en 1979.

Una "santa en vida" y la "mujer católica más importante de nuestros tiempos", como la han definido en estos años y que además viajó por todo el mundo y se entrevistó con las personas más poderosas e influyentes del planeta para promover su labor.

El pontífice argentino ha querido que la canonización de la Madre Teresa llegase justo durante la celebración de este Año Santo dedicado a la Misericordia, la que la madre Teresa repartió en las calles de Calcuta y después en todos los rincones del mundo con su congregación las Misioneras de la Caridad.

La ceremonia comenzó a las 10.30 hora italiana (08.30 GMT), pero ya desde primeras horas de la mañana la plaza de San Pedro se ha ido llenando con las cientos de miles de personas que han logrado hacerse con entradas.

Ante la importancia del evento se han reforzado aún más las medidas de seguridad en los alrededores de la basílica de San Pedro con tres áreas de control y 3.000 agentes.

La delegación oficial española que ha asistido al acto está compuesta por la reina Sofía, que ha estado en la primera fila, vestida de blanco y sin mantilla, gesto para conmemorar la sencillez de la ya santa Teresa de Calcuta; la presidenta del Congreso, Ana Pastor; el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, y el secretario de Estado para la Unión Europea en funciones, Fernando Eguidazu.

También han viajado hasta Roma la primera dama de Panamá, Lorena Castillo de Varela, y habrá una representación de Honduras con el ministro de la presidencia, Reinaldo Sánchez Rivera.

Las hermanas misioneras de la Caridad han decidido vivir con sencillez la canonización de su fundadora y sólo un par religiosas de las diferentes sedes han acudido en representación de sus zonas.

El proceso de canonización de la madre Teresa de Calcuta ha sido rápido, ya que murió el 5 de septiembre de 1997, pero ha cumplido con todos los requisitos, como los dos milagros necesarios por su intercesión.

El supuesto milagro ocurrió en 2008 en un hombre brasileño, que estaba en fase terminal por un tumor cerebral y que salvó su vida después de que su esposa pidiera la intercesión de la beata, según han explicado los informes médicos.

El brasileño Marcilio Haddad Andrino ha estado en la Plaza de San Pedro para asistir a la canonización de la madre Teresa, como el 19 de octubre de 2003 estuvo Mónica Bersa, la mujer india de 34 años que padecía un tumor en el abdomen del que sanó en 1998.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento