El Gobierno danés quiere poder cerrar la frontera ante hipotéticas llegadas masivas de refugiados

  • El Ejecutivo liberal en minoría propone enviar de vuelta a los solicitantes de asilo a Alemania "en caso de una crisis" similar a la de hace un año.
  • "Se establecería un freno de mano que haría posible rechazar a los peticionarios en la frontera", explicó la ministra danesa de Integración.
  • La propuesta se enmarca en un plan que quiere endurecer el acceso a la residencia permanente y la reagrupación familiar de los inmigrantes.
  • Dinamarca confiscará objetos por valor superior a 1.300 euros a los refugiados.
Campamento de refugiados
Campamento de refugiados
ALEJANDRO RUIZ

El Gobierno liberal danés en minoría propuso este martes poder cerrar la frontera y enviar de vuelta a los solicitantes de asilo a Alemania, en caso de una llegada masiva de refugiados similar a la que se produjo en septiembre pasado.

"Se establecería un freno de mano que haría posible rechazar a los peticionarios en la frontera, en caso de una situación de crisis", explicó la ministra danesa de Integración, Inger Støjberg.

Señaló que ha informado de los planes de Copenhague al titular alemán de Interior, Thomas de Maizière, y a las autoridades del estado fronterizo germano de Slesvig Holsten.

La propuesta, incluida en un plan global con el año 2025 como horizonte, es una de las medidas presentadas en el área de inmigración por el Gobierno, que quiere endurecer el acceso a la residencia permanente, las ayudas y la reagrupación familiar, así como acelerar la expulsión de peticionarios cuya solicitud haya sido rechazada.

El Ejecutivo danés ha introducido en el último año varias reformas en su política de inmigración, coincidiendo con la crisis de refugiados, que hizo que en 2015 la cifra de solicitantes de asilo se disparara a 21.000, un tercio más que el año anterior. Dinamarca rebajó esta semana sus provisiones de solicitantes de asilo para 2016 a 10.000.

La introducción de controles fronterizos, aumentar de uno a tres años el tiempo de espera para pedir la reagrupación familiar y una polémica ley para poder confiscar bienes a los demandantes para financiar su estancia son algunas de las medidas adoptadas.

El Partido Liberal del primer ministro Lars Løkke Rasmussen gobierna desde hace un año con menos del 20% de los votos, gracias al apoyo de los otros tres grupos del bloque de derecha.

Copenhague ya estuvo en el punto de mira hace justo un año cuando el Parlamento danés aprobó la polémica medida que les permite confiscar objetos por valor superior a 1.300 euros a los refugiados que entren al país.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento