La Comisión Europea (CE) ordenó este martes a Irlanda que cobre 13.000 millones de euros a Apple al considerar que el gigante estadounidense se ha beneficiado ilegalmente de ventajas fiscales.

Bruselas ha llegado a la conclusión de que Irlanda concedió beneficios fiscales "ilegales" a la empresa tecnológica por valor de 13.000 millones de euros, lo que "permitió a Apple pagar significativamente menos impuestos que otras compañías", según un comunicado de la CE.

Los países no pueden dar ventajas fiscales a las empresas"Los Estados miembros no pueden conceder beneficios fiscales a empresas selectas. Esta práctica es ilegal bajo las reglas de la UE sobre ayudas estatales", recalcó la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, quien lamentó que Dublín haya permitido a Apple "pagar significativamente menos durante muchos años".

La Comisión considera que dos pactos fiscales concedidos por Irlanda a Apple (el primero en 1991 y el segundo en 2007( han "reducido de manera sustancial y artificialmente los impuestos pagados por Apple en el país desde 1991".

No obstante, el Gobierno irlandés tendrá que reclamar el importe que Bruselas calcula que Apple dejó de pagar entre 2003 y 2014 (los citados 13.000 millones de euros) más un interés, dado que la Comisión solo puede aplicar una retroactividad de diez años respecto a la fecha en la que solicitó por primera vez información sobre el caso (2013).

Bruselas sostiene que el tratamiento fiscal ventajoso de Dublín permitió a la empresa eludir el pago de impuestos sobre la mayor parte de sus beneficios generados por la venta de productos Apple en todo el mercado único europeo, es decir, también en el resto de países miembros.

"Esto se debe a la decisión de Apple de registrar todas sus ventas en Irlanda, en lugar de en los países donde las ventas se efectuaban", recalcó la Comisión.

Dijo que si otros países piden ahora a Apple que pague más impuestos sobre los beneficios generados entre 2003 y 2014 en su territorio, las cantidades se reducirían de los 13.000 millones que debe devolver a Irlanda.

Apple e Irlanda recurirrán

Apple advirte a la CE del "profundo y perjudicial" efecto que la medida tendrá en la inversión y el empleo en Europa En un comunicado, Apple señaló este martes que recurrirá la decisión y añadió que paga todos sus impuestos en cualquier lugar donde opera, además consideró que la CE "ignora" la legislación fiscal de Irlanda.

La decisión de la Comisión no está relacionada con la cantidad de impuestos que paga Apple, "sino qué Gobierno cobra el dinero. Tendrá un profundo y perjudicial efecto en la inversión y la creación de empleo en Europa", añadió la empresa.

"Vamos a apelar y confiamos en que la decisión será revocada", señaló la empresa, después de que la CE llegase a la conclusión de que Irlanda concedió beneficios fiscales "ilegales" a la empresa tecnológica por valor de 13.000 millones de euros.

Por su parte, este martes el ministro irlandés de Finanzas, Michael Noonan, ha dicho que su país también tiene intención de recurrir el dictamen de la Comisión Europea. Noonan, en una declaración, expresó su desacuerdo con la decisión de las autoridades comunitarias, por lo que no tiene más opción que apelar ante la Justicia comunitaria.

Es importante que enviemos un fuerte mensaje de que Irlanda continúa como un lugar atractivo y estable para la inversión "Esto es necesario para defender la integridad de nuestro sistema fiscal, aportar certeza fiscal a los negocios y desafiar la usurpación de las reglas de ayuda comunitarias en la competencia fiscal de un estado miembro soberano", agregó el ministro.

"Es importante que enviemos un fuerte mensaje de que Irlanda continúa como un lugar atractivo y estable" para la inversión de largo plazo, indicó Noonan.

El titular de Finanzas puntualizó que el sistema fiscal de su país está basado en una "estricta aplicación" de la legislación, "sin excepción" alguna. Según los comentaristas, Noonan pedirá el visto bueno del gabinete irlandés para recurrir la decisión ante la Justicia comunitaria, un largo proceso que puede durar cuatro años.

Mientras tanto, Apple estará obligada a pagar el monto fiscal exigido a la Hacienda de la República de Irlanda, si bien se espera que esa abultada cantidad quede retenida en una cuenta.