Así lo ha explicado a Europa Press el concejal de Turismo, Patrimonio Cultural y Playas de Níjar, Alexis Pineda (IU), quien ha detallado que el proyecto ha sido ya validado por la Consejería de Cultura de la Junta, con lo que ahora se buscará el modo de financiar el mismo mediante "iniciativas externas".

En este sentido, el edil ha explicado que desde el Consistorio se va a recurrir a convocatorias de Fondos Feder o a subvenciones a través del grupo de desarrollo rural del levante para poder acometer las obras. También se sopesa la opción de solicitar fondos a través del 1,5 por ciento cultural del Ministerio de Fomento.

Las obras de consolidación de este espacio contempla el arreglo de las esquinas de la muralla exterior y el espacio interior hasta la primera planta, así como la eliminación de patologías. Aunque podría ser visitable hasta la primera planta, en esta fase no se observa la posibilidad de darle dotación municipal.

El Ayuntamiento ha señalado la titularidad municipal del inmueble, que llegó a ponerse en venta por 600.000 euros a través de la web de una inmobiliaria por orden de unos particulares; un anuncio que ya ha sido retirado.

VALLADO DEL CASTILLO DE LA CALA DE SAN PEDRO

Por otra parte, el concejal ha indicado que el Consistorio nijareño ha aprobado un decreto mediante el cual llevará a cabo el vallado perimetral del castillo de la Cala de San Pedro, cuyo avanzado estado de deterioro puede derivar en su derrumbe, lo que supone un "riesgo" para los usuarios de la playa en la que se ubica.

El edil ha insistido en que el vallado, cuyo coste rondará los 1.300 euros, se realizará alrededor del BIC pero no afectará al mismo ya que el Ayuntamiento carece de competencias sobre él. Los costes derivados de esta actuación se harán llegar a los propietarios del inmueble, a los que también la Junta reclamó el vallado perimetral.

Cabe recordar que el propietario de la finca donde se alza el BIC, en el parque natural de Cabo de Gata-Níjar, demandó también a la Junta de Andalucía que procediera "con carácter de urgencia" al vallado de la playa y del dominio público marítimo-terrestre bajo el inmueble ante el "inminente peligro de derrumbamiento" ante un escrito que elevó a Subdelegación, Ayuntamiento de Níjar y el propio Gobierno andaluz.

Las paredes del torreón han sufrido varios derrumbe que la habrían debilitado. La Junta derivó a los propietarios del castillo la responsabilidad de acometer las obras de urgencia necesarias en el BIC e indicó que ninguno de ellos había presentado un proyecto de consolidación para el inmueble.

Consulta aquí más noticias de Almería.