Negociaciones para la investidura
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso. Mariscal / EFE

"Seguiré intentándolo con el PSOE, ahora, después de la primera votación y, si fuera necesario, después de la segunda, porque es la llave". Así lo ha asegurado este lunes el presidente en funciones, Mariano Rajoy, después de su reunión con el líder de los socialistas, Pedro Sánchez. "Es mi obligación porque España necesita un Gobierno", ha añadido.

Durante ese encuentro, que ha durado media hora, Rajoy pretendía convencer a Sánchez  de que apoye su investidura, pero no lo ha logrado. El secretario general del PSOE ha reiterado que su partido votará que 'no' y ha calificado el encuentro de "perfectamente prescindible", a lo que Rajoy le ha respondido que "el diálogo por España nunca es prescindible". "Se trata de formar Gobierno, y una conversación entre el primer y el segundo partido nunca es prescindible", ha recalcado.

"Iré a la investidura con 170 votos. No es la primera vez que un presidente es investido con menos de 170 votos. Pero de momento dispongo solo de 170 votos", ha lamentado Rajoy.

El pacto que el PP alcanzó este domingo con Ciudadanos y el que ha logrado este lunes con Coalición Canaria no son suficientes para que el líder de los populares salga elegido como jefe del Ejecutivo en el debate de investidura que dará comienzo este martes. A Rajoy le faltarían seis votos afirmativos u once abstenciones para poder ser investido en la segunda votación, que tendrá lugar el viernes.

"El crédito como país"

Después de que Sánchez le haya reiterado que no apoyará su investidura, Rajoy ha advertido de que la "anomalía" de la actual situación política y el bloqueo a la formación de Gobierno "no conducen a nada más que a hacer daño" y "empiezan a minar el crédito como país".

El diálogo por España nunca es prescindibleDe esta forma ha llamado al PSOE a contribuir a desbloquear la situación porque España necesita "con urgencia" un Ejecutivo para, según sus palabras, poder consolidar la recuperación económica, cumplir los compromisos con las instituciones europeas y presentar los presupuestos generales del próximo año.

El líder del PP ha insistido en que su formación, tras haber ganado las últimas elecciones, ha cumplido con su responsabilidad de intentar lograr una mayoría suficiente para gobernar.