Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del dispositivo de búsqueda, el cual continúa desplegado con el objetivo de descubrir algún indicio que permita determinar que le pasó a la joven.

Este sábado, el rastreo se ha producido en distintas áreas del municipio de A Pobra, mientras que el viernes se buscaron rastros en los alrededores de la vivienda de Cabío en la que veraneaba la familia, aunque sin encontrar ninguno.

El jueves, efectivos con perros rastrearon la zona del paseo marítimo y los aledaños de la casa también sin obtener resultados.

Por el momento, los investigadores mantienen todas las hipótesis abiertas en relación con la desaparición de esta joven de 18 años, a la que se le perdió la pista cuando regresaba a casa sobre las 2,30 horas del pasado lunes tras estar en las fiestas de la zona con unas amigas.

DENUNCIA

Diana María Quer López-Pinel fue vista por última vez a un kilómetro de la vivienda donde veranea con su familia en la zona de Cabío-Xobre, en un área del paseo marítimo de A Pobra, donde tenían lugar las fiestas locales.

Desde que sus familiares presentaron la denuncia ante la Guarda Civil tras constatar su ausencia, agentes de la Policía Local y distintas agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de A Pobra, Porto do Son, Boiro y Ribeira, así como familiares y vecinos colaboran en la búsqueda de la joven.

La chica mide 1,75 metros, tiene el pelo largo liso y moreno, ojos oscuros y pesa unos 55 kilos. La última vez que fue vista vestía pantalón corto rosa, camiseta blanca y sudadera y calzaba zapatillas negras con cordones.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.