Los hechos sucedieron en junio de 2015 cuando, según se declaró probado por el juzgado y consta en la sentencia de la Audiencia a la que ha tenido acceso Europa Press, el acusado se encontraba en un centro de salud de Málaga capital para pedir una cita a su hija y apareció la acusada, abuela de la menor, "iniciándose entre ambos una discusión debido a las malas relaciones personales existentes entre ellos". En el curso de la misma, la mujer le dio al hombre "un golpe en la cara y, a su vez, éste le dio un pisotón a ella".

A consecuencia de estos hechos, el acusado "sufrió lesiones consistentes en cervicalgia con contractura de musculatura parvertebral derecha" y la acusada sufrió "hiperemia en un dedo del pie izquierdo".

Por estos hechos, se les condenó a la pena para cada uno de ellos de multa de seis euros diarios durante 30 días, lo que asciende a 180 euros, y a las costas, por mitad a ambos. Frente a esto, la defensa del hombre presentó un recurso alegando error en la valoración de la prueba, puesto que "fue solo a él a quien le fueron causadas lesiones".

Pero la Sala considera que la desestimación del recurso de apelación resulta "procedente" porque "ha quedado acreditada la existencia de la mutua agresión" de acuerdo a las manifestaciones de los dos denunciantes, de la testigo que depuso en el acto del juicio y de la documentación médica representada por los respectivos partes de urgencia emitidos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.