Solo Rajoy intervendrá el martes en el debate de investidura, una fórmula que PP criticó al PSOE

Mariano Rajoy en el Congreso durante el debate de investidura de marzo de 2016.
Mariano Rajoy en el Congreso durante el debate de investidura de marzo de 2016.
EFE

El candidato del PP a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy,será el único que intervenga en la primera sesión del Debate de Investidura el próximo martes en el Congreso. Será a las cuatro de la tarde y tras su exposición, el Pleno se suspenderá el resto de portavoces tomará la palabra el miércoles, día en que se producirá la primera votación. Se repetirá así el esquema de la investidura fallida de Pedro Sánchez, entonces muy criticado por el PP.

Así lo ha anunciado la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que repetirá así el esquema que decidió su antecesor, Patxi López, para el debate de investidura del socialista Pedro Sánchez, que también fue el único protagonista de la primera jornada del debate.

Aquel formato de debate fue muy criticado por el PP, que pidió por escrito una reconsideración y un cambio de horario. El portavoz del grupo Popular, Rafael Hernando, llegó a acusar a Patxi López de actuar "al servicio" del PSOEy de saltarse "a la torera" las previsiones parlamentarias y constitucionales, y hacer un "uso indecente" de sus prerrogativas.

"No se puede usar la Cámara como un instrumentillo más de Ferraz", sentenció Hernando en febrero, criticando que Patxi López reservara la primera jornada del Pleno para un "monólogo, un showroom" "a mayor gloria" de Pedro Sánchez.

Ana Pastor, flanqueada por las otras dos diputadas del PP en la Mesa, Alicia Sánchez Camacho y Rosa Romero, ha asumido en primera persona la responsabilidad de elegir el mismo horario que tanto criticó su grupo y no ha querido responder a esta aparente contradicción.

Según ha explicado, ha sopesado pros y contras de una u otra fórmula hasta tomar la decisión, y considera que el resto de explicaciones corresponde a los partidos políticos, no a la Presidencia del Congreso. "Tomé la decisión de que empezara a las cuatro de la tarde, pensando en que cada grupo pueda tener tiempo para analizar las propuestas -ha dicho-. Es mi competencia y así la he ejercido".

El PSOE y Ciudadanos, que en su momento apoyaban a Pedro Sánchez y no pusieron reparos al formato que eligió Patxi López, tampoco han dicho nada ahora, más allá de recordar las protestas del PP en la anterior legislatura.

"Respeto absoluto, pero nos ha sorprendido que antes pidieran reconsiderar un horario que ahora eligen", ha comentado la vicepresidenta segunda, la socialista Micaela Navarro. "Otros partidos se mostraban contrarios a este formato", ha llamado la atención el diputado de Ciudadanos, José Ignacio Prendes.

Desde Podemos, la vicepresidenta cuarta de la Cámara, Gloria Elizo, ha dicho no entender que Ana Pastor haya escogido el horario que criticó su partido. "La presidenta ha tomado en consideración ventajas e inconvenientes y no ha dado más explicaciones", ha comentado.

Eso sí, y teniendo en cuenta que la segunda votación de investidura debe celebrarse justo 48 horas después de la primera, el vicepresidente Prendes ha aconsejado a Ana Pastor poner tope a la jornada del miércoles y fijar de inicio una hora de votación, en torno a las 18 horas, para que cuando haya que repetir dos días después, no tenga que ser a una hora inadecuada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento