El Gobierno llevaba desde mediados de 2006 preparando una reforma del código de circulación que permita meter en la cárcel a los que superen ampliamente los límites de velocidad, tanto en carretera como en ciudad. Finalmente, este jueves la comisión de Justicia del Congreso ha aprobado la reforma.

Quien supere los 200 km/h en autopista irá a la cárcel

Así, los conductores que superen en 60 kilómetros por hora la velocidad máxima en ciudad (es decir, si el límite es 50 km/h, ir a más de 110 km/h), irán a la cárcel por un tiempo que variará de tres a seis meses.

Lo mismo le sucederá a aquellos que superen en 80 km/h el límite máximo de carretera, es decir, que si el límite está en 120 km/h, afectará a los que superen los 200 km/h.

Cárcel también para quien consuma alcohol

También con entre tres y seis meses de prisión serán castigados los conductores que conduzcan un vehículo bajo de la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas.

Serán condenados con esa pena los que conduzcan con una tasa de alcohol con aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro de sangre o de 1,2 gramos en sangre.

Tres a seis meses de prisión para quien conduzca sin carnet
Además, con seis meses a un año de prisión y con la privación de conducir entre uno y hasta cuatro años, también serán penados los conductores que sean requeridos por un agente de la autoridad y se nieguen a someterse a las pruebas de alcoholemia, drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas.

Conducir sin carné (tanto no tenerlo como conducir tras haber perdido todos los puntos) también será castigado con tres a seis meses de prisión o con la multa de doce a veinticuatro meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

La medida se ha suavizado desde su origen

Esta medida, no obstante, podría ser conmutada por una multa de seis a doce meses y trabajos comunitarios entre uno y tres meses; en cualquier caso, perderían el carné de conducir al menos entre uno y cuatro años.

Medidas similares para quien consuma alcohol al volante

El endurecimiento de las normas de circulación se añade las medidas tomadas por el Gobierno desde la aprobación del carné por puntos, que no ha terminado de reducir la mortalidad en carretera tal y como se deseaba.

En cualquier caso, se ha rebajado la duración de la pena con la que se especulaba este verano, ya que en carretera estaba proyectado meter en la cárcel a quienes superaran en 70 km/h el límite, 10 km/h menos de lo que finalmente se ha decidido.