Parque del Archipiélago de Cabrera, una joya marítimo-terrestre en el Mediterráneo

  • Constituye uno de los ecosistemas insulares mejor conservados del Mediterráneo.
  • Es posible recorrer itinerarios habilitados, de forma individual o con guía.
  • Así se descubren algunos de los rincones más atractivos de la zona como el faro, el castillo, los fondos marinos del puerto de Cabrera.
Aguas cristalinas en una playa del parque.
Aguas cristalinas en una playa del parque.
TONI GÓMEZ

El archipiélago balear es sinónimo de sol, playa, chiringuitos y clubes nocturnos, aunque también es conocido por la inmensa riqueza natural que los turistas disfrutan en sus calas y montañas de interior. Sin embargo, lo que muy pocos saben es que en el municipio de la Palma existe un espacio natural integrado por diecinueve islotes que conforman el Parque Nacional marítimo-terrestre del Archipiélago de Cabrera.

Con grandes colonias de aves marinas –muchas en peligro de extinción–, especies florales endémicas y fondos marinos de gran valor, constituye uno de los ecosistemas insulares mejor conservados del Mediterráneo y una opción perfecta para disfrutar de un día al aire libre. Es posible, por ejemplo, recorrer itinerarios habilitados, de forma individual o con la ayuda de un guía, mientras se descubren algunos de los rincones más atractivos de la zona como el faro, el castillo, los fondos marinos del puerto de Cabrera, el monumento a los franceses o el Na Picamosques, el pico más alto del archipiélago.

Otra de las propuestas del Parque Nacional es conocer algunas de las huellas que dejaron las civilizaciones fenicia, cartaginesa o romana, así como los piratas berberiscos. Imprescindible es una visita al castillo, del siglo XIV, situado junto al puerto. O el faro de l’Enciola, la vieja fábrica de salazones, el antiguo taller de producción de púrpura, los restos del cementerio y las ruinas del antiguo campamento de prisioneros franceses de la Guerra de la Independencia.

Los visitantes pueden, además, conocer más sobre la relación del hombre con el archipiélago en el Museo Etnográfico Es Celler, ubicado en una antigua bodega. Para conocer la historia y otros datos útiles sobre el Parque Nacional lo mejor es acercarse al Centro de Visitantes. En su interior se puede disfrutar de una recreación del Mediterráneo y descubrir una amplia variedad de flora y fauna en sus dieciocho acuarios. Un área dedicada al medio terrestre, un mirador con vistas al archipiélago y un mural con la historia del Mediterráneo completan la oferta del centro.

Se puede acceder al archipiélago en barcos de las compañías Mar Cabrera y Excursions a Cabrera, con diferentes tipos de visitas, o en embarcaciones privadas –aunque se requieren permisos de navegación si se va a pernoctar–. Asimismo, existen distintas empresas que organizan salidas de buceo para descubrir la riqueza de los fondos marinos de la zona. Aquellos que quieran pasar la noche en este escenario natural tienen a su disposición un albergue con doce habitaciones con baño en las que se puede pernoctar un máximo de dos noches consecutivas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento