En concreto, en el incendio de Ribas, declarado por causas aún por determinar y cuya superficie afectada está en perimetración, se emplean cuatro agentes medioambientales, un bulldozer, tres autobombas y cuatro cuadrillas de tierra.

Por su parte, en La Baña, el fuego intencionado que se inició el pasado día 18 permanece activo sin que todavía se conozca la superficie afectada. En el mismo trabajan dos agentes medioambientales, cuatro helicópteros, dos aviones de carga en tierra, dos brigadas helitransportadas (ELIF), otra de refuerzo (BRIF) y tres cuadrillas de tierra.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.