Desde el Ayuntamiento han explicado que la suspensión a los dos comisarios de la institución, se producirá por no poder realizar sus funciones de policía, ya que la orden de alejamiento les impide acercarse a menos de 300 metros a cualquier dependencia policial.

Según han señalado desde Cort, esta medida se interpondrá siguiendo la ley de coordinación de policías y será la misma que se ha interpuesto a aquellos agentes que están en la misma situación.

El Ayuntamiento no podrá modificar las medidas cautelares interpuestas hasta que la fiscalía retire las suyas, ya que los agentes no pueden realizar su trabajo con normalidad.

Desde Cort se sigue trabajando para depurar todas las responsabilidades que existan en el caso de corrupción policial, y que no deben volver a consentirse.