"En ningún caso se trata de una situación que en Marbella vengamos sufriendo. No hay situaciones violentas en relación con las personas que ejercen la venta ambulante en el municipio. No tiene por qué volverse a reproducir", ha indicado Díaz, que ha comparecido en la rueda de prensa posterior a la junta de gobierno local.

Así, ha asegurado que "son hechos aislados de personas aisladas. No todas las personas tienen conductas agresivas y violentas con la Policía Local", ha remarcado.

La reyerta, que ha sido adelantada por el diario 'SUR', comenzó cuando un policía "conminó" a los vendedores a que se abstuvieran de ejercer su actividad en una zona pública de Puerto Banús, ha indicado Díaz.

La mayor parte de los vendedores ambulantes siguió las instrucciones de los agentes, excepto "una persona concreta", que se negó a acatar la orden e inició la algarada. Las actuaciones de los agentes se produjeron "dentro del marco reglamentario de la Policía Local", ha asegurado el edil.

El portavoz municipal ha indicado que el Ejecutivo local está a la espera del informe que elabore el jefe de la Policía Local para conocer los detalles de las circunstancias del enfrentamiento, que se saldó con dos detenciones y un agente herido leve.

Díaz ha destacado el trabajo del equipo de gobierno y la Policía Local desde el inicio del verano para combatir la venta ambulante en el municipio, que se ha desarrollado, ha indicado el portavoz, "sin incidentes en los que haya habido violencia ni carreras detrás de los vendedores".

"Se ha mantenido un operativo consensuado con los comerciantes con líneas claras para desarrollar una actuación que respetara la integridad de los vendedores, de la Policía y la imagen de la ciudad para que no se produjeran escenas que, lamentablemente, hemos visto en otros puntos de España", ha señalado.

El portavoz ha calificado de "muy satisfactorios" los niveles de seguridad, orden público y convivencia que, según ha indicado, registra Marbella este verano. "Esto es lo que queremos y confiamos en que seguirá siendo, excepto el hecho aislado de ayer que hay que lamentar", ha agregado.

Díaz ha asegurado que la Policía Local mantiene una "línea de diálogo abierta constantemente" con los "interlocutores oficiales de los vendedores ambulantes" para lograr "un buen entendimiento, evitar incidentes y respetar la legislación y los espacios públicos".

Ha asegurado también que el equipo de gobierno "cierra filas" con los agentes y ha hecho un llamamiento a los vendedores ambulantes para que, a través de sus interlocutores, "busquen fórmulas sin recurrir a actitudes violentas que son inconcebibles, intolerables y no contribuyen en nada a la imagen de Marbella".

Consulta aquí más noticias de Málaga.