La formación ha criticado el lugar elegido para la ubicación del tobogán acuático de 17 metros en "un enclave histórico y cultural", en el centro histórico como la Plaza Mayor, que es además un reclamo atractivo para el turismo de calidad", que han considerado que es "el peor lugar para permitir una instalación de este tipo" que han calificado "de dudoso buen gusto".

Además de criticar "el daño al turismo cultural de calidad que se debería promocionar en León", León en Común ha recordado la queja propia y de los comerciantes del mercado de la Plaza Mayor sobre este tipo de actividades y otras muchas que "están desplazando al mercado tradicional de la Plaza por simple capricho de los grandes empresarios hosteleros de la zona".

Del mismo modo, el grupo político ha puesto en duda que los promotores del tobogán "tuvieran todos los permisos pertinentes", ya que han considerado que es "muy llamativo" que la asociación promotora de la atracción sea "muy cercana al concejal de Comercio, Consumo y Fiestas, Pedro Llamas, ya multado por comenzar las obras de su restaurante de comida rápida sin tener la licencia de obra correspondiente".

En la misma línea, han sugerido que los negocios hosteleros de Llamas se "habrán visto muy beneficiados, resultando así más llamativa aún la facilidad para conseguir los permisos".

Consulta aquí más noticias de León.