Es por ello que ha acusado a la Asociación de incurrir en una ilegalidad al incumplir la ordenanza.

Según han explicado los socialistas, la ordenanza municipal que regula la 'zona ZAS' obliga a obtener la autorización de la Concejalía de Medio Ambiente aunque ellos han comprobado que la solicitud del concejal Pedro Llamas para informarse y ser autorizado se presentó en las dependencias de la Concejalía el mismo día 19 de agosto, horas antes de que comenzaran las actividades, "y sin plazo material alguno para que los servicios municipales pudieran dar el visto bueno, o su autorización".

El PSOE ha afirmado que en esta misma fecha de presentación, dichas actividades no contaban con autorización preceptiva de la Concejalía de Medio Ambiente y han añadido que fuentes municipales les habían indicado que en caso de tener que ser informado, "este informe sería negativo".

Por ello, el Grupo Municipal Socialista ha solicitado un informe escrito de toda la trazabilidad de estos actos, ya que, además de los ya celebrados, están pendientes de autorización nuevas fechas.

"La fijación del concejal Llamas con la Plaza Mayor le ha hecho recibir las críticas de vecinos, hosteleros y comerciantes de la zona durante este año de legislatura, quienes se han puesto en contacto con los demás grupos políticos del Ayuntamiento para exigir otra manera de proceder por parte de la Concejalía", han asegurado antes de recordar que "ya en ocasiones anteriores" se han realizado actividades por la Concejalía de fiestas "sin tramitación de expediente alguno o incluso con informe negativo del servicio de Medio Ambiente".

A su juicio, "el desprecio al cumplimiento de las normas por parte del concejal Pedro Llamas" lleva al Ayuntamiento a realizar actividades "que ponen en peligro la propia legalidad urbanística y la integridad de las personas que participan en ellas, puesto que ningún funcionario puede informar al realizarse sin contar con su autorización u opinión".

Finamente también han considerado "llamativo" el "empecinamiento" del alcalde, Antonio Silván, por mantener al concejal Pedro Llamas en su puesto, "ya que parece que su falta de respeto al procedimiento y a la legalidad es absoluta y reiterada".

Por este motivo, desde el Grupo Municipal Socialista han vuelto a exigir su cese y a recordar que el actual concejal de fiestas "ya fue reprobado por el Pleno del Ayuntamiento por iniciar sin licencia las obras de su restaurante KFC".

Consulta aquí más noticias de León.