Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana, recién abierto el local para dar desayunos, cuando el ahora detenido entró en el establecimiento y esperó cerca de una hora a que la empleada se quedara sola.

Se las ingenió entonces para apoderarse de un cuchillo del propio restaurante con el que amenazó a la empleada, que en cuanto pudo pidió ayuda pero que no pudo evitar la sustracción de 88 euros de la caja.

La rápida comunicación de los hechos permitió que fuerzas del Puesto de Medina de Pomar se personaran en el lugar e interceptaran al autor en la propia puerta del local, al que ocuparon los 88 euros sustraídos.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Villarcayo. El detenido, presunto autor de un robo en un vehículo esclarecido semanas atrás en la zona, ha ingresado en un centro penitenciario.

Consulta aquí más noticias de Burgos.