Juan Carlos Mestre en la UIMP
Juan Carlos Mestre en la UIMP EUROPA PRESS

El poeta y artista gráfico Juan Carlos Mestre ha reivindicado este martes en Santander el papel de la poesía y los poetas en la actualidad, porque "en una sociedad en la que la palabra ha perdido prácticamente todo su valor, la palabra poética no es otra cosa que la restauración de las múltiples forma de verdad sobre la inmoralidad de la propaganda política".

Así, ha defendido que la poesía ocupa el lugar de "recordar" a las personas "que no hay más alto empeño en la vida que el elogio de la dignidad humana", hasta el punto de "acaso la poesía no sea otra cosa que el lenguaje de la delicadeza humana" en un tiempo, a su juicio, en el que "se imponen" los discursos de fuerza.

"La poesía viene a recordar que las palabras han sido hechas para construir la casa de la verdad y no para destruirla", ha señalado en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo de su presencia impartiendo el taller de creación poética 'Conciencia y Memoria de la imaginación'.

En este sentido, ha defendido que "las palabras siguen significando aquello para lo que han sido hechas", por lo que ha destacado el valor de la poesía para que "misericordia vuelva a significar misericordia y Justicia vuelva a significar Justicia", haciendo referencia, por ejemplo, a la situación de los refugiados que intentan entrar en Europa.

De hecho, preguntado sobre qué puede ocurrir, en su opinión, si no se recupera el valor de la palabra, cree que "se puede ir hacia la tenebrosa vergüenza de las sociedades que no han creado un lugar de amparo para los débiles".

LA PALABRA "CONSOLADORA Y REDENTORA" DE LA POESÍA

"Las víctimas morales de la guerra siguen dando gritos en los pórticos de Occidente", ha denunciado, al tiempo que ha defendido que la poesía, desde San Juan de la Cruz, Walt Whitman o Antonio Gamoneda, "está ahí ayudando con su palabra consoladora y redentora a quienes bajo la intemperie no tiene otra cosa que el dolor, el sufrimiento o la desesperanza como patrimonio".

Mestre también ha lamentado que en la sociedad actual "se disculpa con mucha más generosidad al criminal que al soñador". De hecho, ha incidido en que los poetas "han sido destinatarios de los actos más crueles".

En concreto, ha recordado la figura del poeta Federico García Lorca (1898-1936) en el 80º aniversario de su asesinato. A su juicio, Lorca representa "el sueño pendiente de ser soñado por todos los perdedores" y "la gran esperanza del porvenir", por encima de lo "simbólico" de su obra.

LAS MUJERES POETAS HAN "AMPLIADO EL PORVENIR DE LA POESÍA"

Cuestionado también acerca del papel que tienen las poetas españolas y las antologías dedicadas a ellas, Mestre ha afirmado que la poesía femenina contemporánea es "absolutamente singular".

Así, ha defendido la "lucidez" con la que "se han enfrentado a la dificultad de los discursos de género que han privilegiado lo masculino" y que "la gran viveza" de la poesía española escrita por mujeres "está en todas partes".

"Allí donde hay una poeta, está el gran desafío de la vanguardia y del riesgo. Han propiciado una conquista de territorio. De una manera singularísima han ampliado los horizontes significativos del porvenir de la poesía. Eso, sin duda, lo han hecho las poetas mujeres", ha zanjado.

El artista, que ha definido la poesía como "un acto de extrema desobediencia" y no cree que haya "narcisismo" entre los poetas, ha recibido varios galardones literarios, como el Premio Nacional de Poesía 2009, el Premio Adonáis 1985 por 'Antífona del Otoño en el Valle del Bierzo' o el Premio Jaime Gil de Biedma 1992 por 'La poesía ha caído en desgracia'.

En su faceta de artista gráfico, en 1999 obtuvo una Mención de Honor en el Premio Nacional de Grabado de la Calcografía Nacional y en 2002 le fue concedido el mismo reconocimiento en la VII Bienal Internacional de Grabado Caixanova 2002. También es Premio Internacional de Arte Gráfico Atlante 2009 y III Premio Internacional de Grabado Dinastía Vivanco 2010.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.