El Consistorio espera que, a lo largo de la tarde, el servicio vuelva a la normalidad una vez que los técnicos, que ya se encuentra trabajando, sustituyan el cable robado.

Al parecer, la pasada noche, cuando el funicular se encontraba fuera de servicio, uno o varios desconocidos han saltado el cerramiento de la vía del funicular a la altura de Vía Vieja de Lezama y han accedido a su interior para sustraer el cable que permite tener conectados en todo momento los vagones con la sala de máquinas.

Para atender la demanda de viajeros que se verán afectados, el Ayuntamiento de Bilbao ha puesto en funcionamiento una línea de Bilbobus que unirá las estaciones del funicular y que tendrá una frecuencia de 15 minutos, hasta que se restablezca el servicio.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.